Una conductora fue reducida y demorada luego de insultar y agredir a inspectores y policías de un control vehicular, tras haberse negado a realizar el test de alcoholemia, según informaron fuentes policiales, la noche de este sábado en Paraná.

Personal de Tránsito Municipal se encontraba realizando un operativo de control y alcoholemia en calle Laurencena, cuando en un momento detuvieron la marcha de una camioneta Toyota SW4 azul que era conducida por una mujer de 38 años. "Al querer hacerle un test de alcoholemia, se niega y comienza a insultar a los funcionarios municipales y policiales que también se encontraban allí, incluso intenta agredirlos con patadas y golpes de puño, siendo reducida y demorada", informaron desde la Departamental Paraná de Policía a AHORA.

Relatado lo sucedido al fiscal en turno, dispuso la correcta identificación de la mujer, quien quedó supeditada a la causa, y la retención del vehículo.

Por su parte, la conductora se dirigió a la Comisaría 14°, donde denunció haber sido maltratada y mostró escoriaciones. Dijo que sí le habían realizado el test de alcoholemia pero no le habían informado el resultado, que tampoco le habían dicho a dónde se habían llevado su vehículo y se quejó de haber sido "ingresada por la fuerza a la Comisaría 8°".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate