“Se les morirá en la ambulancia, me importa un pedo”, fue el indignante audio que le mandó el jefe de ginecología del hospital Regional de Río Gallegos Sergio Sesnic a la ginecóloga del hospital Gobernador Gregores Grisel Riquelme en plena crisis sanitaria en la provincia de Santa Cruz.

Fue en respuesta al aviso de la médica, que le comunicó que le enviaban de urgencia en una ambulancia a una paciente embarazada diabética que atravesaba por un cuadro grave.

Se produjo mientras trasladaban a la paciente en un trayecto de más de 400 kilómetros. La profesional dijo que Sesnic es “muy violento”

La escandalosa respuesta llegó a través de un audio de WhatsApp, en el que Sesnic le contestó a Riquelme: “Si hablaste con clínica médica o terapia de adultos, me mandás la paciente. Si no, así como viene la paciente, se va a volver a ir a Gregores. Se les morirá en la ambulancia, me importa un pedo”.

La ginecóloga sostuvo que el hospital de referencia que tienen es el de la capital de Santa Cruz, que advirtió que “a veces está colapsado”.

Riquelme dijo que la paciente es una embarazada con diabetes gestacional tipo 1 que tuvo un agravamiento del cuadro. Explicó que la mujer se descompensó y que tuvieron que pedir ayuda a un centro de mayor complejidad como el de Río Gallegos. La médica preguntó irónicamente: “¿Dónde la voy a mandar, a Suecia?”. Afirmó que nunca le pasó algo así y que no le parece que la de Sesnic sea la respuesta que debía recibir en un momento crítico.

Explicó que es responsable de todo el equipo médico que va en la ambulancia y que no está tranquila si la paciente no era asistida por el hospital de alta complejidad. Enojada, dijo que no sabe “qué le pasó a este chico por la cabeza”, en relación al médico, y manifestó que no le puede “contestar así”. Dijo que lo conoce porque hizo la residencia con él, lo calificó como “muy violento” y sostuvo que espera que lo sancionen.

Sostuvo que, pese al rechazo de Sesnic hizo llamados a médicos del centro de salud de Río Gallegos y que cuando la paciente llegó tenía un box preparado para que la atendieran. Riquelme dijo que fue ginecóloga en ese hospital y que cuando trabajaba allí recibían pacientes de otros establecimientos. En declaraciones a la prensa contó que la embarazada fue derivada a un centro de salud privado porque su familia no estaba conforme con la atención que recibió en el hospital público.

El ministerio de Salud de Santa Cruz estuvo tomado durante varias semanas por una protesta en plena pandemia, por una manifestación de enfermeros y enfermeras, en reclamo de sueldos adeudados. Los profesionales de la salud se manifestaron contra la falta de recursos humanos en todos los hospitales que aseguran que se debe al agotamiento y a la sobrecarga horaria. De hecho Riquelme dijo en diálogo con este medio que hace dos años que no se toma vacaciones.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante suba de contagios, ¿qué debería ocurrir con las clases presenciales en Entre Ríos?

Deben continuar las clases presenciales
Deben volver las clases virtuales
ver resultados

Las Más Leídas