Al menos diez personas murieron en el incendio registrado la tarde del jueves en un hospital privado de Río de Janeiro, Brasil, que obligó a evacuar a los más de cien pacientes ingresados, confirmaron este viernes los bomberos.

El fuego se inició tras un cortocircuito en el generador de energía de uno de los edificios del hospital Badim, situado en el barrio de Maracaná, en la zona norte de la ciudad, según las primeras informaciones del centro médico.

Al menos 90 pacientes que se encontraban ingresados en el hospital tuvieron que ser transferidos a otros centros médicos de Río de Janeiro.

El incendio fue controlado después de las 20:00 locales, con un parte inicial de persona muerta, que se agravó cuando los bomberos concluyeron durante la madrugada sus operaciones de rescate de cuerpos de las víctimas.

"Cerca de 90 pacientes tuvieron que ser transferidos para otras unidades médicas", añadió la nota de los bomberos.

La noche del jueves decenas de colchones y camillas fueron colocados sobre el asfalto en la calle frente al hospital, mientras las ambulancias intentaban abrirse paso entre el personal médico y la multitud de curiosos para trasladar a los pacientes en condiciones más delicadas a otros centros hospitalarios.

Fuente: EFE/AFP

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate