A partir de este sábado no se prorrogarán nuevas suspensiones en Paraná, es decir que estarán permitidas las salidas recreativas y las actividades deportivas sin contacto físico.

Los restaurantes y cafés podrán trabajar en sus interiores con un 30% de su capacidad habilitada. Esto se da en el marco de la etapa de distanciamiento en la que se encuentra Entre Ríos según DNU 605/20 y ante la transmisión por conglomerado que reviste la capital provincial.

Bahl hizo el anuncio y apeló al compromiso de los paranaenses que tienen la necesidad de salir, para que extremen las medidas de seguridad para su salud. “Esta nueva normalidad nos exige asumir una gran responsabilidad individual. Porque a mayor flexibilidad, mayor responsabilidad y es algo que debemos tener en cuenta todos para transitar las próximas semanas, meses”

Las habilitaciones

Salidas de esparcimiento

Habilitadas de lunes a domingos (hasta 500 metros de su lugar de residencia).

Se recomienda hacerlo de manera individual. El objetivo siempre será evitar grupos multitudinarios. Y se sugiere la salida de adultos mayores en el horario de 9 a 11 horas.

Actividades físicas / Deportivas individuales S/Contacto Físico y al aire libre

Estarán habilitadas actividades individuales y aquellas que no superen las 4 personas y que no demanden de contacto físico. Por ejemplo: tenis, golf, etc. Se incluirán aquellas que se practiquen en el río (no motorizadas).

Establecimientos gastronómicos

Durante el encuentro de trabajo que el intendente Bahl junto a secretarios de su Gabinete y representantes del rubro de la gastronomía y luego de un arduo análisis de la situación actual en la capital de la provincia, acordaron una serie de medidas tendientes a brindar un paliativo a la difícil situación que atraviesa este sector, siempre atento al resguardo de la población.

En este contexto, la Municipalidad autorizó la habilitación, en el horario de 6 a 19, siempre respetando el debido distanciamiento social y el protocolo de la actividad de una ocupación de hasta un máximo del 30% de la capacidad de los locales en su interior. Esto es exactamente equivalente a: el uso de 1 de cada 3 mesas (4 personas máximo en cada mesa), la visualización de la inhabilitación de aquellas mesas no disponibles y asegurar en todos los casos los 2 m de interdistancia (con sillas “en uso” incluido).

Los locales gastronómicos, por su alta densidad de personas en su espacio cerrado, deben garantizar una adecuada ventilación natural con circulación de aire y el no uso de artefactos de climatización frío/calor en el interior. Esto es imprescindible, por el hecho de que los clientes permanecen más de 15minutos en el lugar y es la única actividad comercial que está exenta del uso de tapabocas. Esta medida es adecuada para fomentar los buenos hábitos de prevención de clientes, personal y propietarios.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate