Dos delincuentes se escaparon este domingo de la Jefatura Departamental de Policía de Gualeguaychú, donde estaban alojados a la espera de un juicio por "robo en flagrancia".

Los detenidos, de apellido Martínez y Verdinelli, se fugaron a la siesta, luego de abrir el candado de su celda, sacar una chapa del techo y huir por allí. A pocas cuadras robaron una moto, que luego abandonaron en la zona de 1° de Mayo y Salaberry.

Se desconoce si los delincuentes fabricaron algún elemento con el que abrieron el candado. Se investigará también si contaron con la ayuda de personal de la institución, consignó Máxima Online. El guardia de las celdas se encontraba en su lugar, una especie de oficina en la que deben permanecer para dar cierta intimidad a los detenidos.

Comentá y expresate