La suba del vacuno está arrastrando al resto de las carnes. Ahora es el pollo el que registra importantes aumentos de precios. Comercios de Paraná aseguran que en pocas semanas subió entre un 20 y 25%, que se acumula con otros incrementos que se dieron a fin de año.

El pollo, históricamente una de las carnes más baratas, también sufre la caída del consumo de la gente, que prioriza gastos ante la pérdida del poder adquisitivo. Su precio se elevó considerablemente y está llegando a igualarse prácticamente con el cerdo.

Un comercio de la capital entrerriana, consultado por el Nueve, señaló que el kilo de pata muslo se consigue a $129, el pollo entero premium vale $119, mientras que la suprema alcanza los $239 el kilo.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate