El ingreso de los limones argentinos a Estados Unidos, una medida celebrada con creces por los empresarios del sector en las últimas semanas, encontró este viernes un nuevo escollo. El Citrus Science Council de ese país presentó una demanda en un tribunal de California contra el departamento de Agricultura.

La demanda cuestionó la norma que había permitido importar los limones desde la Argentina. La objeción fue por el lugar de procedencia de la fruta, ya que según el caso planteado, los limones proceden de "áreas donde existen numerosas plagas y enfermedades", según informó la Agencia Blumberg.

El Citrus Science Council representanta actualmente a 750 agricultores familiares y a la mayoría de los productores de limones frescos norteamericanos. La decisión del departamento de Agricultura de Estados Unidos se basaba en datos recabado durante una visita al país en 2015, donde se habían constatado las buenas condiciones de los cítricos. "A pesar de los reiterados requerimientos, nunca se nos permitió revisar la información del reporte que se hizo durante esa visita", consignó el Consejo en un escrito publicado el jueves.

Comentá y expresate