Una adolescente de 17 años comenzó a ser el centro de constantes burlas en el colegio, en Mar del Plata. Le decían que estaba aumentando mucho de peso y por eso la agredían. Las autoridades decidieron intervenir porque sospecharon que la joven no estaba gorda sino que era un embarazo.

En una charla que tuvo con su mamá, la adolescente le contó que el embarazo era producto de las constantes violaciones que ejercía su papá sobre ella.

Inmediatamente la mamá radicó la denuncia en la Comisaría de la Mujer y a partir de allí se remitieron las actuaciones al titular de la Fiscalía 1 Fernando Castro, quien con los elementos reunidos solicitó una orden de detención que fue autorizada por la Justicia de Garantías.

El hombre acusado de violar a su hija estuvo prófugo pero el jueves se hizo presente en Tribunales porque se había enterado que había una denuncia en su contra y quedó detenido imputado por el delito de "abuso sexual agravado por el vínculo”, tras lo cual la Justicia tiene previsto indagarlo.

La menor admitió que decidió dar a conocer las violaciones al no poder ocultar el avance de la gestación. Los exámenes médicos reportaron que la víctima cursa un embarazo de 30 semanas.

144-ni-una-menos-telefono-victimas-violencia-de-genero-1-26

Fuente: Minuto Uno.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate