"No se puede llorar. Estamos jugando nueve partidos por mes en tres meses seguidos y un día íbamos a encontrar una dificultad mayor como la calidad de Boca. Ahora vamos a pelear de nuevo por el título del Brasileirao y por darle un vuelco a la serie con Boca, que fue mejor", comentó.

Además, el experimentado técnico agregó: "La lección que aprendimos es que necesitamos trabajar más con la pelota para administrar el juego con más claridad", publicó TyC Sports.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate