La provincia de Santa Fe será pionera en la producción de un aceite de cannabis medicinal de elaboración propia. El producto, que estará listo en dos meses, es desarrollado por Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF). Entre tantos beneficios, el principal será que su producción costará un tercio más barato que su importación. Además, la intención a futuro es exportarlo.

La confirmación del avance en la producción santafesina la dio oportunamente el gobernador Omar Perotti en la apertura del período de sesiones ordinarias de la Legislatura provincial, que se desarrollaron el 1° de mayo, cuando indicó que sería el laboratorio estatal el encargado de llevar adelante la tarea, en pos de generar por primera vez una medicina a base de cannabis para tratamientos que están probados con alto impacto positivo, para diferentes tipos de patologías.

El director del LIF, Esteban Robaina, contó en exclusiva a El Litoral que los frascos que se fabricarán “tendrán una capacidad de 30 ml (mililitros)” y, en esta primera etapa “se desarrollarán unos 900” aceites, lo que estiman que debería alcanzar para abastecer a priori la demanda en la Salud Pública, donde se distribuirán los productos.

Otro dato no menor es que “se habilitó” el registro del aceite en el Ministerio de Salud, a través de inspecciones de Farmacia, lo que implica que el aceite “está -ahora- incluido dentro de lo que es el formulario terapéutico”, donde están todos los medicamentos que el LIF produce.

Comentá y expresate