El gobierno de la provincia de Santa Fe autorizó la realización de actividades religiosas en lugares cerrados, como iglesias, templos y lugares de culto, con una ocupación máxima del 30%.

Así lo dispuso este miércoles el Decreto 881, en consonancia con la decisión de la jefatura de Gabinete, que también permite la reapertura de cines y teatros en todo el país, aún en zonas de alto riesgo epidemiológico y en situación de alarma sanitaria. Pero en la provincia todavía no hubo una resolución con respecto a éste último punto, y las autoridades consultadas por El Litoral se limitaron a consignar que está “en estudio”.

En cuanto a los templos, se autoriza la apertura de 9 a 19; se debe concurrir con elementos de protección de nariz, boca y mentón; con permanente ventilación de espacios; ocupación de una persona cada dos metros cuadrados; con pausas en las actividades que permitan la desinfección del local y los elementos de uso habitual; adecuación a protocolos; diferenciación de sectores de ingreso y egreso (de ser posible); colocación de dispensadores de alcohol en gel o soluciones sanitizantes; señalización del sector de bancos o butacas para que queden dos libres entre los ocupados; colocación de cartelería con recomendaciones.

Fuente: El Litoral

Comentá y expresate