Agentes de Control municipal inspeccionan a diario los colectivos urbanos de la ciudad de Santa Fe para constatar que se respete el distanciamiento social impuesto por la pandemia de Covid-19. Además, desde esa dependencia municipal colocan stickers en las ventanillas de los coches para indicarle a los pasajeros que deben permanecer abiertas. Con ello buscan garantizar la ventilación de aire cruzada en las unidades, como lo indican los especialistas. También pintan indicaciones para que se respeten los dos metros de distancia sobre el suelo en las paradas de colectivos. Así buscan evitar nuevos contagios del virus sin dejar de garantizar la movilidad urbana.

En ese contexto, este lunes los municipales realizaron controles en distintas unidades del transporte público de pasajeros de la ciudad. Hubo inspecciones en la zona de la Plaza del Soldado y se comenzaron a pintar las paradas con los mensajes de distanciamiento. Desde mañana comenzarían a colocar los stickers en las ventanillas de las unidades. Y además, se controla la higiene a bordo.

"Venimos trabajando desde la semana pasada en el armado de un protocolo más intensivo del que se venía aplicando", señaló Lucas Crivelli, subsecretario de Movilidad y Transporte municipal, a El Litoral. "Estamos reforzando el control de la ventilación y las indicaciones a los usuarios", dijo. "Además, estamos verificando la frecuencia para que se atienda la demanda de la gente en los horarios pico, dentro de las posibilidades de cada empresa, para poder mejorar el servicio".

Fuente: El Litoral

Comentá y expresate