Nahir Galarza fue sancionada en la Unidad Penal 6 de Paraná, al ingresar un teléfono sin permiso. El aparato fue hallado dentro de la cartuchera con la que regresaba a la cárcel luego de cursar sus estudios enfrente, en la UP1, gracias a un convenio con la Uader.

El equipo funcionaba, por lo que se dispuso el secuestro y el inicio de la investigación para establecer los motivos por los cuales contaba con este elemento prohibido dentro del pabellón, consignó UNO.

El celular que le requisaron a la chica es independiente del teléfono con el que ya cuentan las reclusas, que es uso público dentro del penal.

Galarza está condenada a cadena perpetua por el asesinato de Fernando Pastorizzo, ocurrido el 29 de diciembre de 2017 en Gualeguaychú.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate