domingo 18 de febrero de 2024
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
SALUD

Dengue en América del Sur: casos en ascenso, repelente de insectos que escasea y una vacuna a disposición

Comparado con la misma semana epidemiológica del año anterior, los contagios actuales están muy por encima. Resumimos una nota de Medscape de corresponsales uruguayos y brasileños

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
  • El dengue avanza en América del Sur: comparando la misma semana epidemiológica del año 2023, el 2024 nos trae un número sustancialmente mayor de casos de dengue en la región, con aumentos hasta del 646% en países como Brasil.
  • El año 2023 fue récord en casos y muertes por dengue en la región de las Américas: 4.2 millones de contagios y más de 2000 decesos.
  • La propagación del dengue a nivel global se ve favorecida por una mayor presencia del mosquito Aedes aegypti, motorizada por el cambio climático, las altas temperaturas y el aporte de la corriente del «Niño».
  • Mientras suben los casos y la presencia de los mosquitos, en países como Argentina escasea el repelente de insectos. En otras regiones, avanza la vacunación: Brasil va a ser el primer país del mundo en ofrecer la vacuna del dengue en su sistema público de salud.
  • Además, en las zonas más afectadas, como en ciertas ciudades de Brasil, se está fumigando contra el mosquito, y en Paraguay se establecieron guardias nocturnas para atender el gran número de casos.

América del Sur está experimentando un aumento en los casos de dengue, una enfermedad transmitida por mosquitos durante el verano del hemisferio sur.

La situación llevó a Brasil a lanzar una nueva campaña de vacunas, mientras que en Argentina muchos comercios se quedaron sin repelente de insectos.

En el año 2023 se estableció un récord de casos de dengue en la región, y Argentina experimentó un fuerte aumento de casos de la enfermedad, que es endémica en gran parte de América Latina. Aunque suele ser asintomático, el dengue puede ser mortal.

En enero del 2023, Brasil comenzó a rociar insecticida desde camiones, a medida que la enfermedad arrasa regiones que antes no estaban afectadas, mientras que los hospitales en Paraguay establecieron guardias médicas nocturnas para atender a los enfermos, debido a la elevada actividad del dengue.

Argentina registró más de 12.500 casos de la enfermedad en el último mes, según el último boletín oficial de salud, un gran salto respecto al mismo período del año anterior, lo que generó advertencias sanitarias y escasez de repelentes de insectos.

El repelente se agotó en todas partes, y en un momento hubo literalmente nubes de mosquitos (esto último después mejoró).

En Brasil, donde al dengue se le suele llamar «fiebre rompehuesos», por el intenso dolor articular que causa, los casos se han más que duplicado en la primera semana de enero, en comparación con el mismo período del año pasado. Brasil es el primer país del mundo en ofrecer una vacuna contra el dengue a través del sistema de salud público, lo que, según las autoridades, podría comenzar en unos días.

América del Sur, entre otras regiones del globo, está viendo exacerbada la propagación deldengue a medida que aumentan las temperaturas. Además, el patrón climático de El Niño en el Pacífico, contribuye a prolongar las temporadas de dengue.

El cambio climático ha ampliado el rango de reproducción de los mosquitos, tanto en América como a nivel mundial.

Los datos de la Organización Panamericana de la Salud muestran que el año pasado se superó el récord anterior de 2019 de casos de dengue en las Américas, con 4.2 millones de casos y 2.050 muertes. Gran parte de eso estuvo en América del Sur.

En general, los brotes de dengue suelen ocurrir de 3 a 5 años después de una epidemia anterior. Los meses de verano del sur, de diciembre a febrero, traen condiciones ideales de calor y humedad para que los mosquitos se reproduzcan, propagando la enfermedad potencialmente mortal, que puede causar fiebre alta, dolor muscular y hemorragia interna.

Paraguay y Uruguay emitieron alertas epidemiológicas por la enfermedad en diciembre luego de intensas lluvias, ya que el agua estancada también proporciona condiciones ideales para la reproducción de mosquitos.

En la última semana de enero, los residentes de Brasilia hacían cola frente a instalaciones médicas temporales establecidas para realizar pruebas de dengue, ya que el número de casos en la capital brasileña aumentó hasta en un 646% en los primeros 20 días de enero, en comparación con el año pasado. Se desplegaron en esta ciudad camiones que rocían insecticidas en las zonas más afectadas, en las llamadas operaciones de fumigación, para frenar la transmisión.

Referencias

(1). https://www.reuters.com/

Temas
Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar