jueves 22 de febrero de 2024
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Salud

Como elegir un buen repelente de insectos para su niño/a: guía práctica

Resumimos una publicación de la Asociación Americana de Pediatría con todo lo que tenemos que saber sobre repelentes de insectos (1).

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

PUNTOS CLAVE

  • Un miembro de la Academia Americana de Pediatría publicó un resumen de todo lo que tenemos que saber sobre los repelentes de insectos.

  • Los insectos que pican, como los mosquitos y algunas moscas, pueden hacerles pasar un mal rato a los niños, además, pueden transmitir enfermedades potencialmente graves, y en ocasiones, mortales.

  • Una forma de proteger a los niños (y por qué no, a los adultos) de las picaduras de estos animales es usar repelentes de insectos.

  • La Academia Americana de Pediatría y el CDC de los Estados Unidos, recomiendan usar un producto repelente de insectos que haya sido registrados, a base de DEET, picaridina y eucalipto limón.

  • También, existen repelentes de insectos «naturales» que incluyen citronela, geranio, menta y aceite de soja. Estos se consideran seguros, pero no se ha aprobado su eficacia.

  • Los repelentes deben usarse, y renovarse, según las recomendaciones de los fabricantes, que están escritas en los envases.

    El clima cálido hace que los niños salgan a jugar, caminar y disfrutar del aire fresco con su familia y sus amigos.

    Las temperaturas más altas también hacen necesario prevenir las picaduras de los insectos en general, y de los mosquitos en particular.

    Los insectos que pican, como los mosquitos y algunas moscas, pueden hacerles pasar un mal rato a los niños y niñas. Además, puede transmitir enfermedades potencialmente graves, y en ocasiones, mortales.

    Dependiendo de dónde cada uno viva, es posible que ya se esté familiarizado con las enfermedades que se transmiten de los insectos a las personas.

    Muchas enfermedades transmitidas por insectos están en aumento debido, en parte, a los efectos del cambio climático.

    Una forma de proteger a los niños (y por qué no, a los adultos) de las picaduras de estos animales es usar repelentes de insectos.

    Se deben seguir las instrucciones en la etiqueta del producto para un uso adecuado.

    La mayoría de los repelentes de insectos no matan a los insectos: estos mantienen alejados a los insectos que pican sin aguijón (mosquitos, garrapatas, pulgas, moscas y niguas, que son una especie de ácaros).

    Los insectos que pican con aguijón incluyen abejas, avispones y avispas.

    Repelentes de insectos seguros y eficaces

    La Academia Americana de Pediatría y el CDC de los Estados Unidos, recomiendan usar un producto repelente de insectos que haya sido registrado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés).

    Estos productos contienen ingredientes como DEET, picaridina, aceite de eucalipto limón u otro producto activo.

    DEET

    Varios repelentes de insectos son a base de DEET (este es el ingrediente más usado). En Argentina, el Off lo contiene.

  • La concentración de DEET en un producto indica cuánto tiempo será efectivo el producto.

    Se puede elegir la concentración más baja para brindar protección durante el tiempo que pasa al aire libre. Por ejemplo, el DEET al 10% proporciona protección durante unas 2 horas y el DEET al 30% protege durante unas 5 horas. Una concentración más alta funciona durante más tiempo, pero una cantidad superior al 50% de DEET no proporciona una protección más prolongada.

    Puede causar erupciones en la piel, especialmente cuando se usan altas concentraciones, pero estas reacciones son raras.

    La piel de los niños menores de 2 años puede ser diferente la de un niño mayor, o de un adulto. En estos se debe aplicar el DEET con moderación.

    En recién nacidos y bebés prematuros se debe tener especial cuidado al decidir aplicar DEET u otros químicos en la piel.

    PICARIDINA

    Al igual que los productos elaborados con DEET, los repelentes de insectos con picaridina brindan protección contra mosquitos y garrapatas durante un período de tiempo que se basa en la concentración de picaridina.

    Por ejemplo, los repelentes de insectos que contienen un 5% de picaridina pueden proteger contra los mosquitos y las garrapatas durante 3 a 4 horas.

    Los productos con un 20% de picaridina pueden proporcionar una protección de 8 a 12 horas.

    ACEITE DE EUCALIPTO LIMÓN

    Estos productos no deben usarse en niños menores de 3 años. Estos no contienen más del 30% de aceite de eucalipto limón.

    Los productos con una concentración del 8% al 10% de aceite de eucalipto limón protegen hasta por 2 horas, y los productos que contienen del 30% al 40% de aceite de eucalipto limón brindan 6 horas de protección.

    Se pueden usar en forma de barras, lociones o aerosoles no presurizados. Se debe leer la etiqueta y seguir todas las instrucciones y precauciones.

    ¿Cómo se usa el repelente de insectos?

  • Se debe aplicar solo en la parte externa de la ropa, y en la piel que queda expuesta, no debajo de la ropa.

  • Usar únicamente la cantidad de repelente necesaria para cubrir la ropa y la piel que quede expuesta.

  • Los repelentes en aerosol deben usarse al aire libre, para evitar inhalarlos.

  • Se debe ayudar a los niños pequeños a aplicarse el repelente de insectos, y supervisar ese momento.

  • Se debería lavar la piel con agua y jabón al regresar al interior de la casa, y lavar la ropa antes de que se vuelva a usar.

  • Mantener los repelentes fuera del alcance de los niños pequeños, para reducir el riesgo de ingesta involuntaria.

    Precauciones con el repelente

  • Se deberían evitar los aerosoles en envases presurizados, para evitar inhalar el producto o que este entre en contacto con los ojos.

  • Evitar aplicar repelente en las manos de los niños, porque los niños a veces se llevan las manos a la boca y los ojos.

  • Evitar usar velas repelentes que pueden desencadenar problemas respiratorios si se inhala el humo.

  • Nunca rociar repelente de insectos directamente sobre la cara de los niños. En lugar de eso, eche un poco en sus manos y luego aplicarlo en la cara.

  • Evitar el contacto con los ojos y la boca.

  • No rocíe repelente de insectos en cortaduras, heridas o en la piel irritada.

    Repelentes naturales de insectos

    Los ingredientes de los repelentes de insectos «naturales» incluyencitronela, geranio, menta y aceite de soja.

    Estos se consideran seguros, pero la EPA no ha aprobado su eficacia.

    La mayoría de estos mantienen alejados a los insectos solo por poco tiempo. Además, algunos repelentes naturales pueden provocar irritación de la piel.

    Hay otros productos comercializados para las familias cuya eficacia contra los mosquitos no se ha demostrado.

    Estos incluyen, por ejemplo, brazaletes empapados en repelentes químicos, así como dispositivos para el jardín que electrocutan insectos y dispositivos ultrasónicos que emiten ondas sonoras destinadas a mantener alejados a los insectos.

    ¿Qué se debe hacer ante una reacción adversa a un repelente de insectos?

    Si se sospecha una reacción a un repelente de insectos, como un sarpullido, se debe suspender el uso del producto, lavar la piel de su hijo con agua y jabón, y llamar al médico de cabecera o de emergencias.

    Si se acude al consultorio del médico de su hijo, se debe llevar el envase del repelente.

    Referencias

    (1). https://www.healthychildren.org/spanish/safety-prevention/at-play/paginas/insect-repellents.aspx

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar