martes 22 de noviembre de 2022
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
En alerta

Brote de Ébola en África: ¿tenemos que preocuparnos?

Un brote de Ébola en Uganda, África, ya se extendió a 5 distritos. Revisamos la situación actual, y lo que sabemos del Ébola, a partir de una publicación de Nature.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Puntos clave

• En Uganda hay un brote de Ébola, con 64 infectados, y 30 fallecidos.

• La especie en cuestión es Ébola Sudán, para la cual no hay tratamientos o vacunas probadas.

• El Ébola es uno de los virus más mortales que existen para el hombre: su mortalidad es del 25-90%.

Se transmite a partir de animales infectados, así como persona a persona a partir de los pacientes con síntomas.

• El período de incubación es de hasta 21 días. La enfermedad en general tiene un curso grave y progresivo. El cuadro clínico comienza como un síndrome gripal, y sigue con diarrea, vómitos, y en algunos pacientes, complicaciones hemorrágicas. Muchos evolucionan con disfunción multiorgánica, shock y muerte.

• El brote en Uganda está en progreso. Se están desarrollando, y se están empezando a probar vacunas y tratamientos. Entre las medidas internacionales, Estados Unidos anunció que va a dirigir a los aviones que vuelan desde las zonas afectadas hacia los 5 aeropuertos en condiciones se detectar el virus.

Un poco sobre el virus Ébola

El virus Ébola pertenece a la familia Filoviridae, junto al virus Marburg. Estos están entre los patógenos más virulentos que existen para los humanos. Dentro del género Ébola, hay 6 especies: Zaire, Sudán, Bundibugyo, Bosque de Tai, Reston y Bombali. Los primeros 4, causan enfermedad en humanos, en particular Zaire y Sudán. Todos, menos Reston, son originarios de África (Reston causó un brote en Filipinas).

La primera especie de Ébola que se descubrió fue Zaire. Esta causó varios brotes desde 1976 en la República Democrática del Congo (ex Zaire), y en países vecinos. Su mortalidad es del 90% (2).

Generó también un gran brote entre 2014-2016, en África Occidental. Este brote impulsó el desarrollo de vacunas y tratamientos, que desde entonces han transformado la lucha contra el ébola. En efecto, desde entonces existe una vacuna eficaz contra el virus Ébola Zaire.

La especie Sudán también se descubrió en 1976. Generó brotes en Uganda y Sudán. Su mortalidad fue del 50%. A diferencia de la especie Zaire, para el ébola virus de Sudán, responsable del brote actual en Uganda, todavía no hay terapias ni vacunas eficaces disponibles. El brote anterior por esta especie, se produjo en 2012, también en Uganda.

Las epidemias empiezan cuando los humanos entran en contacto con el animal infectado, o con sus fluidos corporales. La transmisión persona a persona es a partir del contacto directo con el individuo infectado, con sus fluidos o con su entorno. También existe la posibilidad de contagio a partir de que un individuo portador del virus, una vez recuperado (muy raro).

La enfermedad se incuba de 2 a 21 días, con un promedio de 6 a 12 días, desde la exposición. Todos los individuos con síntomas, contagian. No hay evidencia de contagios a partir de individuos asintomáticos.

Típicamente el paciente se presenta con fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, y cansancio. En los primeros días suele haber vómitos y diarrea, que llevan a la deshidratación (estos síntomas son 2 grandes contribuyentes a la gravedad de la enfermedad). Tienen, además, dolor abdominal. A veces hay un rash maculopapular. A pesar del nombre «fiebre hemorrágica Ébola», la mayoría de los afectados no tiene un sangrado mayor. Las hemorragias graves suelen aparecer al final de la enfermedad. Hay sangre en la materia fecal, petequias, equimosis, y sangrados en mucosas.

Algunos pacientes, durante la segunda semana de la enfermedad, desarrollan shock con falla multiorgánica. Un porcentaje de pacientes pueden tener síntomas neurológicos, como meningoencefalitis, miopatía y convulsiones, y cardíacos como miocarditis y arritmias.

En el laboratorio, típicamente hay leucopenia, plaquetopenia, trastornos en el hepatograma, y en la coagulación. Algunos pacientes desarrollan complicaciones, como sepsis bacteriana, y falla respiratoria por la resucitación con fluidos.

La segunda semana de evolución es decisiva: el paciente mejora progresivamente, o empeora. Las muertes típicamente se dan en este período de tiempo.

La mortalidad del virus disminuye con un adecuado tratamiento de soporte. Actualmente hay 2 anticuerpos monoclonales y una vacuna en desarrollo, rVSV-ZEBOV, probados en el brote del Congo de 2014-2016, por la especie Zaire.

• La recuperación de los pacientes que no fallecen, suele ser prolongada, de hasta 2 años. Muchos pacientes quedan con distintos grados de discapacidad.

• En embarazadas, existen manifestaciones atípicas. La muerte fetal puede venir más tarde, incluso con la madre ya recuperada.

El diagnóstico se sospecha a partir de un síndrome febril, símil gripe, en un área o momento de brote de Ébola, o en un viajero que llega de un área donde hay casos. La técnica de elección es la PCR, de muestras de fluidos corporales, en busca de ARN del virus.

Se deben descartar otras causas de fiebre en viajeros. Los individuos sin síntomas, con una exposición probable, no deben aislarse, a menos que en algún momento, desarrollen síntomas o signos. La atención de estos pacientes es con equipo de protección personal completo.

Un nuevo brote en Uganda

En septiembre, al menos 64 personas en Uganda se infectaron, o se sospecha que lo están, con la especie Sudán del Ébola. 30 fallecieron.

La rápida propagación del virus, en 5 distritos de Uganda, alarmó a los científicos, y a las autoridades sanitarias.

El Ébola no es nuevo en Uganda. Antes hubo 5 brotes en el país, 4 de los cuales fueron causados por la especie Sudán. El país está familiarizado con las medidas de respuesta rápida necesarias para contener el virus.

Los brotes de Ébola han sido difíciles de prevenir, porque los animales, como algunos monos y murciélagos, pueden portar los virus y transmitirlos a las personas.

Vacunas contra el Ébola Sudán: ¿Existen?

Debido a que los brotes de Ébola en Sudán han sido raros, los investigadores no han podido probar a fondo las vacunas candidatas. 3 vacunas se han sometido a pruebas preliminares, pero se necesitan ensayos más amplios para confirmar su eficacia.

Actualmente hay en total 6 vacunas en desarrollo. La que está más avanzada es una vacuna de dosis única, que fue desarrollada en parte por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID). Un estudio demostró que esta vacuna protege contra la especie Sudán, en primates no humanos. (2)

Aún si se demuestra que las vacunas y los antivirales son efectivos, es necesario producir rápidamente suficientes dosis y luego distribuirlas ampliamente, lo que supondrá un desafío. La buena noticia es que los ensayos clínicos de estas vacunas y tratamientos experimentales se están organizando a un ritmo vertiginoso.

Los investigadores esperan comenzar los ensayos a finales de este mes, lo que contrasta con los más de 8 meses que transcurrieron antes de que comenzaran los ensayos durante la gran epidemia de África Occidental (2014-2016).

Cuanto más se propague geográficamente el virus, más van a faltar los recursos. A los expertos les preocupa que el virus pueda encontrar fácilmente nuevos puntos de apoyo: el brote abarca regiones de Uganda, que contienen minas de oro que atraen a muchas personas, así como una ruta muy transitada que conduce a la vecina República Democrática del Congo.

Los funcionarios de salud en Uganda están poniendo en práctica las lecciones de brotes anteriores. Por ejemplo, utilizando un laboratorio móvil en Mubende, el epicentro del brote, y tener así los resultados en 6 horas, en lugar de esperar días tras derivar las muestras a un laboratorio centralizado.

Se instó, además, a los países fronterizos con Uganda, a que aumenten la vigilancia del virus. Los países fuera de África también están en alerta. El CDC de los Estados Unidos, el 6 de octubre, anunció que Estados Unidos redirigirá a los viajeros procedentes de Uganda a uno de los 5 aeropuertos estadounidenses que pueden detectar el virus (4).

En este momento, el brote está en un momento decisivo. Se espera que las medidas de contención detengan la propagación.

Referencias

(1). https://www.nature.com/articles/d41586-022-03192-8

(2). https://www.uptodate.com/contents/clinical-manifestations-and-diagnosis-of-ebola-virus-disease?csi=9d67a106-02f0-42ee-807a-830bcbd503d2&source=contentShare

(3). https://www.nature.com/articles/d41586-019-03490-8

(4). https://www.google.com/amp/s/www.nytimes.com/2022/10/06/health/ebola-cdc-uganda.amp.html

Para seguir en Instagram al autor: @ramiroherediaok

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar