viernes 17 de mayo de 2024
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
salud

Alimentos ultraprocesados: 32 resultados adversos sobre la salud

Un grupo de investigadores llevó adelante una gran revisión de los efectos de los alimentos ultraprocesados sobre la salud. Los resultados fueron publicados en The BMJ (1).

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
  • Los alimentos ultraprocesados incluyen comidas listas para comer, snacks y bebidas azucaradas que contienen una larga lista de ingredientes y aditivos diseñados para hacer que el alimento sea más vendible o sabroso.
  • Ahora estos alimentos se han asociado con 32 resultados adversos sobre la salud, según una revisión de 45 metanálisis que involucraron alrededor de 9.9 millones de participantes, que se publicó en The BMJ, la prestigiosa revista médica británica.
  • Comer más alimentos ultraprocesados se relacionó con un mayor riesgo de morir por cualquier causa.
  • También hubo fuertes vínculos entre un mayor consumo y las muertes relacionadas con enfermedades cardiovasculares, con trastornos de la salud mental y con el desarrollo de diabetes tipo 2.
  • Los investigadores también encontraron evidencia muy sugerente de que los alimentos ultraprocesados estaban asociados con falta de sueño, obesidad y sibilancias.
  • Los investigadores proponen varias razones por las que la exposición a alimentos ultraprocesados podría estar relacionada con malos resultados de salud.
  • Los alimentos ultraprocesados podrían reemplazar las comidas con más productos vegetales, alimentos integrales y fibra, y esto ser una de las causas de sus efectos nocivos.
  • También pueden exponer a las personas a aditivos nocivos para la salud, como emulsionantes, y aumentar la inflamación.
  • Con base en los hallazgos, y debido a que los fabricantes están motivados a continuar comercializando productos poco saludables que se venden bien, el autor de un editorial vinculado escribió que las políticas públicas podrían incluir un etiquetado claro para identificar estos alimentos, restricciones a la publicidad cerca de escuelas y hospitales, e incentivos económicos para hacer que los alimentos más saludables sean tan accesibles y más baratos que los ultraprocesados.

Breve repaso

Los alimentos ultraprocesados abarcan una amplia gama de productos listos para comer, incluidos snacks envasados, gaseosas (bebidas carbonatadas), fideos instantáneos y comidas preparadas.

Estos productos se caracterizan principalmente por estar preparados industrialmente, y por contener sustancias químicamente modificadas, extraídas de los alimentos, junto con aditivos para mejorar el sabor, la textura, la apariencia y la durabilidad, con una inclusión mínima o nula de alimentos integrales o enteros.

Los alimentos ultraprocesados, en todo el mundo, cada vez se consumen más.

En los países de altos ingresos, la proporción de energía dietética derivada de alimentos ultraprocesados oscila del 42% y el 58%, en Australia y los Estados Unidos, respectivamente, hasta tan solo el 10% y el 25% en Italia y Corea del Sur, respectivamente.

En países de ingresos bajos y medios como Colombia y México, por ejemplo, estas cifras oscilan entre el 16% y el 30% de la ingesta total de energía, respectivamente.

En particular en las últimas décadas, la disponibilidad y variedad de productos ultraprocesados a la venta aumentó sustancial y rápidamente en países con diversos niveles de desarrollo económico, pero especialmente en varias naciones, densamente pobladas, de ingresos bajos y medios.

El cambio en el consumo de alimentos no procesados, y mínimamente procesados, a alimentos ultraprocesados, y su posterior contribución cada vez mayor a las dietas globales en los últimos años, plantea preocupaciones sobre la calidad general de la dieta, y la salud de la población.

Por ejemplo, algunas características de los alimentos ultraprocesados incluyen alteraciones en las matrices y texturas de los alimentos, posibles contaminantes del material de envasado y el procesamiento, y la presencia de aditivos alimentarios y otros ingredientes industriales, así como perfiles pobres en nutrientes (por ejemplo, mayor energía, sal, azúcar y grasas saturadas, con niveles más bajos de fibra dietética, micronutrientes y vitaminas).

La evidencia sugiere que tales propiedades pueden generar efectos negativos para las enfermedades inflamatorias crónicas, y que pueden generar, a través de distintos mecanismos fisiológicos conocidos o plausibles, cambios en el microbioma intestinal, y un aumento de la inflamación.

Una nueva revisión: impacto de los alimentos ultraprocesados en la salud

Un grupo de investigadores de Australia, Estados Unidos e Irlanda llevó adelante una revisión general «en paraguas», para evaluar la evidencia presente en distintos estudios epidemiológicos observacionales, y en todos los metanálisis existentes, desde el 2009 al 2023, que exploraron las asociaciones entre la exposición a alimentos ultraprocesados, y el riesgo de resultados adversos para la salud. Los resultados fueron publicados en The BMJ.

La calidad de la evidencia se evaluó mediante GRADE (la sigla en inglés de Grados de Recomendaciones, Evaluación, Desarrollo, y Evaluaciones), y se categorizó como “alta”, “moderada”, “baja” o “muy baja”.

En el enfoque GRADE se considera inicialmente a todos los estudios observacionales como evidencia de baja calidad.

Los resultados: ¿qué encontraron?

La búsqueda identificó 45 análisis agrupados únicos (13 asociaciones dosis-respuesta y 32 asociaciones sin dosis-respuesta), con 9.888.373 participantes (casi 10 millones).

En general, se encontraron asociaciones directas entre la exposición a alimentos ultraprocesados y 32 (71%) parámetros de salud que abarcan:

  • Mortalidad
  • Cáncer
  • Salud mental
  • Salud respiratoria
  • Salud cardiovascular
  • Salud gastrointestinal
  • Salud metabólica

Hubo evidencia convincente (clase I) para las asociaciones directas entre una mayor exposición a los alimentos ultraprocesados, y un mayor riesgo de:

– Morir, en relación con enfermedades cardiovasculares (Hazard Ratio, HR o cociente de riesgo 1.50; GRADE= muy baja) y diabetes tipo 2 (cociente de riesgo dosis-respuesta 1.12, GRADE moderado).

– Sufrir de ansiedad (razón de riesgo 1.48, GRADE = bajo).

– Sufrir trastornos mentales comunes (HR 1.53, GRADE= baja)

Se encontró además evidencia altamente sugestiva (clase II) que indicó que una mayor exposición a alimentos ultraprocesados se asoció directamente con mayor riesgo de:

  • Morir por todas las causas (HR 1.21, GRADE = bajo)
  • Morir por enfermedades cardíacas (HR 1.66, GRADE bajo)
  • Padecer diabetes tipo 2 (HR 1.40, GRADE = muy bajo)
  • Presentar depresión (HR 1.22, GRADE= bajo)
  • De presentar trastornos del sueño (HR 1.41, GRADE = bajo)
  • Presentar sibilancias (HR 1.40, GRADE= bajo)
  • De presentar obesidad (HR 1.55)

De los 34 análisis agrupados restantes, 21 se calificaron como sugestivos o de fuerza débil (clase III-IV) y 13 se calificaron como sin evidencia (clase V).

En general, utilizando el marco GRADE, 22 análisis agrupados se calificaron como de baja calidad, 19 como de muy baja calidad y 4 como de calidad moderada.

Las conclusiones: ¿qué nos deja este estudio?

Una mayor exposición a alimentos ultraprocesados se asoció con un mayor riesgo de resultados adversos para la salud, especialmente cardiometabólicos, trastornos mentales comunes y resultados de mortalidad.

Estos hallazgos proporcionan una justificación para desarrollar y evaluar la eficacia del uso de medidas de salud pública, y basadas en la población, para abordar y reducir la exposición dietética a alimentos ultraprocesados, para mejorar la salud humana.

Referencias

(1). https://infomed.com.ar/wp-content/uploads/2024/03/bmj-2023-077310.full_.pdf

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar