Ya está a la firma del gobernador Omar Perotti en la nota que la provincia de Santa Fe elevará a la Jefatura de Gabinete de Nación para solicitar que autoricen la habilitación de las salas de cine.

Así lo confirmó a El Litoral el ministro de Gestión, Marcos Corach. Según dijo el funcionario, una vez que el Poder Ejecutivo envíe la misiva a Santiago Cafiero, éste deberá responder y si lo hace afirmativamente, el sector podría volver a trabajar. Estiman que ello podría estar sucediendo a mediados de marzo. De ser así, las salas podrían volver a proyectar títulos después de un año de permanecer cerradas.

El "parate" generó una gran angustia sobre todo en los trabajadores del sector – unos 400 en toda la provincia -, que hasta salieron a la calle para denunciar la situación "extrema y acuciante" por la que estaban atravesando. Planteaban que mientras otras provincias – Córdoba, Buenos Aires, Corrientes – ya habían permitido la actividad, en Santa Fe primaba la incertidumbre.

Protocolos

La eventual apertura se dará bajo estrictos protocolos. Se aplicará el concepto de "burbuja social recreativa", que podrá contemplar hasta un número de seis personas que concurran de manera conjunta al cine, y deberán estar separadas del resto por dos butacas contiguas (equivalentes a un metro y medio) en todo su alrededor. En general, se estima que las salas funcionarán con una capacidad de hasta "un treinta por ciento de su superficie". Todos deberán usar barbijo.

En cuanto a los horarios, cada complejo deberá diagramar un cronograma que "minimice la congestión de público" en el ingreso o egreso de la función. Se deberá proceder a la ventilación "permanente" de los distintos ambientes de manera mecánica o natural, según las características de la construcción. Se deberán disponer, además, los medios digitales pertinentes para la compra tanto de entradas (se evitarán las boleterías) como de productos alimenticios, a fin de reducir la circulación de dinero. Se deberán colocar dispensadores de alcohol y solución de alcohol, en tanto que las salas deberán estar higienizadas y sanitizadas antes y después de cada proyección. Se deberá optimizar la ventilación, y abrir las salidas de emergencia, al menos diez minutos entre función y función.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate