Rusia venció 5 a 0 a Arabia Saudita en el primer partido del Mundial 2018. El país organizador se floreó ante su público en el Estadio Olímpico Luzhniki de Moscú. Los saudíes, dirigidos por el santafesino Juan Antonio Pizzi, no lograron hacer pie en el encuentro y se fueron goleados.

A los 12 del primer tiempo, Yuri Gazinsky metió un cabezazo cruzado luego de un buena jugada colectiva. Los rusos mostraron un interesante juego aéreo a lo largo del todo el encuentro. Denís Chéryshev puso las cosas 2-0 a los 43. El jugador fue quien ingresó desde el banco tras la lesión de su compañero, Alan Dzagoez, que sufrió un tirón y abandonó el campo a los 22.

Sin dudas, una de las figuras del encuentro y quien más aplausos se llevó fue Artem Dzyuba. También de cabeza, el jugador puso las cosas 3 a 0, luego de recibir cómodo un centro en el área chica, gracias a los espacios que dejaron los defensores centrales de Arabia Saudita.

A los 91 y a los 94, la cuenta fue cerrada con dos verdaderos golazos. Primero, Denis Cheryshev, con un zurdazo de "tres dedos" desde afuera del área por encima del arquero. Luego, en la última del encuentro, un tiro libre exquisito de Alexsandr Golovin hizo mover la red una vez más.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate