Marcos Rojo, defensor que deberá regresar al Manchester United tras este breve paso en Estudiantes, reveló que Juan Román Riquelme, vicepresidente e ídolo de Boca, se comunicó con él para llevarlo al Xeneize, aunque él rechazó la posibilidad ahora por estar muy identificado con el Pincha en su vuelta al fútbol argentino.

"Me llamaron del club, para ver qué quería hacer, qué tenía pensado, si volver a Inglaterra o seguir en Estudiantes. Me llamó Riquelme. Me dijeron que me quería llamar. Yo estaba emocionado. Mi viejo es fanático de Boca. Las campañas del Boca de Bianchi... Me llamó, hablamos, me preguntó. Yo le dije que me quería quedar en Argentina. Medio que quedamos en algo", expresó en una entrevista con Fox Sports.

"Hablé con todo el mundo, también en Estudiantes. No podía, no es el momento de esto, de hacer este paso a Boca. Yo llegué en enero, me recibieron como un ídolo, estoy muy agradecido al club por todo, por cómo me abrieron la puerta y el cariño de la gente. No puedo irme a Boca", agregó el defensor.

En ese sentido, lamentó "la mala suerte" que tuvo al lesionarse y apenas jugar un partido en su regreso a Argentina: "Mirá si me voy a Boca... No hablaría bien de mí. En un futuro nunca se sabe... Por ahí hoy te digo que no, termino yendo y quedo como un boludo. Hoy quiero jugar en Estudiantes. Si me quedo, es acá. Se lo dije a la gente y mi familia. No puedo hacer esto".

Comentá y expresate