El personal policial del Departamento Paraná realizó diferentes procedimientos en la jornada de de este domingo, a raíz de causas por robos. En ese marco, detuvieron a dos personas y recuperaron varios elementos sustraídos de interés para las respectivas causas investigativas.

Primero, una mujer mayor de edad alertó al 911 sobre la sustracción de una escalera de aluminio de su vivienda de calle Panamá. Los uniformados de Comisaría Primera se abocaron a la búsqueda del autor, hallándolo a pocas cuadras con lo sustraído, tratándose de un joven mayor de edad. Los policías secuestraron la escalera y el autor fue trasladado a la Alcaidía a disposición de la Justicia.

Los uniformados de Comisaría segunda, que realizaban recorrida prevencional por calle 17 de Octubre, identificaron una motocicleta Honda Biz 110 c.c, la cual se encontraba en poder de un hombre de 40 años. Luego de examinar el rodado, a través de los números de motor y cuadro, constataron que posee pedido de secuestro, por haber sido denunciada como sustraída. Secuestraron la moto y labraron las actuaciones correspondientes para establecer el origen de la misma. El tenedor del motovehículo fue identificado y quedó supeditado a la causa.

Personal policial de Comisaría Catorce realizó diferentes tareas para esclarecer una causa de robo de garrafas. Con orden judicial requisaron tres viviendas del Barrio Los Arenales, donde secuestraron una garrafa de 10 kilos, por ser de interés para el proceso investigativo. En relación a los procedimientos, identificaron a los propietarios de las viviendas quienes quedaron supeditados a la causa.

Por último, un joven de 15 años que caminaba por calle Serrano de la localidad de Colonia Avellaneda, fue sorprendido por otro joven de 19 años quien le sustrajo el teléfono celular. Alertado los uniformados del hecho, rápidamente, se abocaron a la búsqueda del autor, hallándolo a pocas cuadras con lo sustraído. Secuestraron el teléfono y el joven fue trasladado a la Alcaidía a disposición de la Justicia.

Comentá y expresate