Este lunes por la noche un grupo de ladrones desplegó un plan de película para robar una empresa de recaudación de caudales. Para acceder al botín, tomaron de rehén a una familia que vive pegada al edificio, e hicieron un boquete. Se habrían llevado una importante suma de dinero.

Según contó una de las víctimas, Guillermo, a El Tres, el hecho ocurrió este lunes cerca de las 21.30 en Presidente Roca al 2700. Allí funciona la empresa Brinks, de transporte de caudales, y bien pegada a la empresa, vive Guillermo con su hermano.

Los ladrones entraron cuando Guillermo estaba con sus hijas que habían ido a visitarlo con los nietos. Esto sorprendió a los ladrones, que esperaban menos gente. “Tenían inteligencia, porque siempre somos mi hermano y yo”, observó al destacar el asombro de los delincuentes cuando vieron a los niños.

Los ladrones, que eran entre cinco y siete, redujeron a toda la familia y los encerraron en una habitación. Entre dos se turnaron para vigilarlos y al cabo de unas dos horas se fueron.

Fue el tiempo que usaron para hacer el boquete e ingresar a la empresa.

No eran improvisados, era gente bien hablada, nos trataron bien, nunca hubo violencia”, señaló Guillermo que destacó que a ellos no les robaron nada, incluso ni les tocaron las billeteras que tenían en la mesa. Tanto él como su hermano, son jubilados.

Embed

Fuente: Rosario 3

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate