Un escándalo de fuerte envergadura política sacude en estos días al gobierno de Chaco que lidera el peronista Domingo Peppo. Es por el robo de 110.000 kilos de leche en polvo para un programa alimentario dirigido a niños de bajo peso de 0 a 2 años de edad que está bajo investigación judicial.

La polémica involucra al gobierno de Peppo y al Correo Argentino que estaba encargado de custodiar 279.000 kilos de leche en polvo que se habían comprado por 40 millones de pesos por parte del Ministerio de Salud de la provincia de Chaco.

lecho en polvo 2.jpg

Se trata de un programa provincial sustentado exclusivamente con fondos del gobierno de Chaco, pero como el tema involucra a cientos de niños desde el Ministerio de Desarrollo Social y la secretaría de Salud que lidera Carolina Stanley dijeron que ya están informados del tema y no se descarta el envío de una partida de refuerzo alimentario.

La justicia ya investiga el caso que tiene movilizado a Chaco y la Fiscalía 3 a cargo de Susana Sotto tomó la investigación a partir de una denuncia que recaló allí hace 20 días de parte de una mujer llamada Marcela Aceval que aun no esta claro que sea empleada del Ministerio de Salud de Chaco ya que aparece en el plantel del Estado provincial como "becaria".

El Ministerio de Salud de Chaco sólo se limitó a informar hasta ahora que se efectuó la denuncia penal del robo que se produjo en un depósito de insumos médicos ubicado en la ruta 16 a la altura del kilómetro 23 y 24. Esto habría ocurrido en las primeras horas de la mañana del viernes 7 de septiembre. También se procedió a la instrucción de sumario administrativo para investigar las posibles responsabilidades en todo el hecho y ya comenzó el proceso de inventario de los bienes sustraídos.

Según expresó a Infobae el diputado provincial del PRO Luis Obeid, el robo de 110.000 kilos de leche en polvo se trata de "una maniobra escandalosa y muy grave ya que involucra el alimento destinado a chicos con problemas de desnutrición".

La denuncia y la operatoria que hubo detrás

Al parecer la "becaria" Aceval estaba encargada de la custodia del galpón donde se guardaba una totalidad de 279.000 kilos de leche en polvo que equivalen a 5 camiones llenos de mercadería. Según detalló el diputado Obeid el lugar donde se guardaba el alimento para el plan materno infantil de Chacho era un galpón precario alquilado, sin luces ni cámaras de seguridad, no había registros de ingreso y tampoco computadoras.

A la vez, en la Fiscalía 3 detallaron que en el galpón donde estaba la leche en polvo sólo se apuntaba con un cuaderno y a mano lo que entraba y salía del lugar. Así funcionó este depósito del gobierno de Chaco hasta junio.

Jorge Canteros, Procurador General y jefe de los fiscales de Chaco ratificó toda la denuncia y detalló que se está investigando a los responsables.

Ayer, la Legislatura provincial aprobó un pedido de informes al gobierno de Peppo por la gravedad del tema y porque existen muchos interrogantes alrededor del caso.

Según pudo saber Infobae, el Poder Ejecutivo provincial ordenó a fines de 2017 la compra de 279.000 kilos de leche en polvo. El Ministerio de Salud provincial avaló la compra por 40 millones de pesos a la Fiduciaria del Norte que es una especie de fondo estatal y privado. El decreto que ordenó esta compra estaba firmado por el vicegobernador chaqueño Daniel Capitanich, que es hermano de Jorge, el ex jefe de Gabinete de Cristina Kirchner.

A partir de allí se abrió un concurso público para la compra y se presentó una sola empresa. Según consta en la documentación de la compra de leche de parte de la Fiduciaria del Norte, el precio unitario por kilo fue de 145,20 pesos y la inversión total alcanzó los 40.560.022,80 pesos. Los detalles de la operación surgen en el marco de la investigación por el robo de 110.000 kilos de leche que se encuentra en plena investigación judicial.

La empresa Cheek fue la que se hizo cargo de la operatoria requerida por la gobernación de Chaco y vendió la leche marca Purissima. A la vez, el Correo Argentino, que tiene un convenio con el ministerio de Salud provincial, se encargó del traslado de los packs de leche en polvo a un galpón. Pero ahora se investiga si la leche, en rigor, fue a parar a otro galpón y desapareció por completo hace tres meses.

En la investigación judicial se determinó hasta ahora que quien supuestamente descubrió el faltante de los 110.000 kilos era un empleado de Correo Argentino que tenía las llaves del depósito. Luego la "becaria" avisó a las autoridades del Ministerio de Salud sobre el faltante. Los policías que llegaron al lugar encontraron rotos los accesos al galpón.

Se investiga a la vez el lugar donde estarían ahora los 110.000 kilos de leche en polvo ya que estos no se pueden vender en ningún lugar porque las cajas llevan una leyenda que dice "prohibida su venta". Sergio Slanac, presidente de la Fiduciaria Norte dijo que todo indica que "lamentablemente para el pesar del pueblo de Chaco aquí estaríamos ante la presencia de un robo".

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Conflicto con el transporte: ¿qué es lo que más te preocupa?

La suba del boleto
Los horarios y frecuencias
Los recorridos
El estado de los colectivos
Tener que viajar amontonados
ver resultados

Las Más Leídas