Ante la imposibilidad de jugar en el estadio Monumental, que está siendo remodelado, la cancha de Independiente será el escenario donde River volverá a jugar en busca de una nueva conquista de América.

El estadio del Rojo había sido descartado en un primer momento por la Conmebol porque se exige por reglamento tener una iluminación de más de 1.000 de lux.

Por ese motivo había quedado sin chances el José Amalfitani, de Vélez, que tiene 750, algo que alcanza solo para juegos de Sudamericana.

El tema con el Libertadores de América es que ya cuenta con un nuevo sistema de iluminación LED de 1.300 lux, que fue anunciado este 20 de junio, pero por la pandemia de coronavirus desde la Conmebol no pudieron hacer la inspección de rigor. Ante esto, según TyC Sports, el club de Avellaneda envió toda la documentación respaldatoria para demostrar que cuenta con un sistema lumínico adecuado y se solucionó el problema.

Antes ya se habían descartado otros cinco estadios por distintos motivos: la Bombonera por la rivalidad que existe con Boca; el Diego Armando Maradona de Argentinos porque las dimensiones del campo de juego no convencían a Gallardo; el estadio Ciudad de La Plata porque River no quería hacer de local allí y el Juan Domingo Perón de Racing porque la Academia no quería exponer su césped a un desgaste mayor.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que el horario de cursado se extienda una hora?

51.65% Si, estoy de acuerdo
48.35% No estoy de acuerdo
Total 515 votos

Las Más Leídas