Luego de que se lo vinculara al oficialismo de Boca, Juan Román Riquelme salió a patear el tablero y decir que no jugará para ninguno de los tres partidos políticos que se pelean por el poder antes de las elecciones del 8 de diciembre. "Yo no soy el caballito de batalla de nadie, ni tampoco soy el as bajo la manga de ninguno. Y si hay unidad, hasta pensaría en ser presidente", dijo en una entrevista con Fox Sports. El 10 pidió lista única.

El clima electoral entre los tres candidatos está muy revuelto: Christian Gribaudo -sucesor de Daniel Angelici-, Jorge Ameal -presidente entre 2008 y 2011- y José Beraldi -histórico dirigente con pasado macrista- se disputan la presidencia. Riquelme dijo que no trabajaría en el club a menos que los políticos se sentaran a pensar en un futuro en el que trabajen todos en conjunto.

"Yo soy de Boca, somos muchos los bosteros. Hay que demostrar y querer lo mejor para el club. Los candidatos deberían dejarse de pelear por el poder, que dejen el ego y los intereses. A mí me tienen cansado con que soy opositor o oficialista, creo que es el momento de estar juntos. Yo siempre escucho a los candidatos y dicen que están por encima del club; ahora que lo demuestren".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate