Juan Román Riquelme habló por primera vez de la decisión de jugar la final de la Copa Libertadores en Madrid y dejó en claro que no le gustó nada.

"Es el amistoso más caro de la historia. La final ya no es lo mismo, perdió mucho y eso es doloroso.La final de la Copa Libertadores era la fiesta de nuestro país", reflexionó.

"Es lamentable que un equipo de fútbol no pueda llegar a un estadio.Era nuestra final en nuestro país. Ya se perdió todo. Va a ganar uno de los dos, ojalá sea Boca porque soy hincha, pero sólo se juega por el Mundial de Clubes, otro sentido no tiene", recalcó.

Además, dejó su opinión sobre los incidentes en el Estadio Monumental que obligaron a postergar el River-Boca."Es muy raro lo que pasó. Tenía la ilusión de que sea un gran partido. Me ilusionaba con que Boca sea campeón en la cancha de River y que los hinchas de River respeten si nos tocaba ganar.Es raro lo que pasó y no me quiero acostumbrar a que no podemos vivir bien. No quiero que mi hijo se acostumbre a ver a hombres tirando piedras y queriendo lastimar a otros", indicó en una entrevista con radio Mitre.

Por último, contó cómo piensa que se va a dar el desarrollo del encuentro. "Ahora se hizo un partido más parejo. Yo siempre pienso que el local siempre tiene ventaja, pero ahora se va a jugar en otro país", completó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate