De este modo, el funcionario aclaró que si bien quedan prohibidas las reuniones sociales y familiares por 15 días, se "mantiene la situación de Distanciamiento para Entre Ríos, es decir, no estamos en aislamiento".

"Incorpora una prohibición que se suma a las que existían, que es la prohibición de realizar reuniones familiares y sociales en lugares sociales", remarcó, y acotó: "Esto ha sido incorporado en forma terminante y quien realice una reunión de ese tipo es pasible de ser denunciado penalmente".

Rodríguez Signes señaló que ante este DNU, el gobernador Gustavo Bordet convocó a una reunion de Gabinete para establecer una interpretación al mismo, en coordinación con todos los municipios de la provincia y la Policía.

En este sentido, si bien reconoció que seguirán habiendo controles policiales, es clave la responsabilidad individual. "La directiva está dirigida a las personas, para que cada uno de nosotros nos hagamos responsables", sostuvo.

De todos modos, en caso de denunciar una reunión para que actúen las fuerzas de seguridad, se deben radicar ante el juzgado federal, mediante un llamado a la Policía través del 911 en Paraná o el 101 en caso de tratarse de otra ciudad de Entre Ríos.

"Lo demás permanece como estaba. Las actividades económicas habilitadas siguen habilitadas. Lo que pasa que hay que realizarlas conforme a los protocolos", aclaró.

Embed

Comentá y expresate