Gran sorpresa se llevaron los empleados de control cuando revisaban valijas con el escáner de rayos X y apareció un nene. El hecho ocurrió una estación ferroviaria en la localidad de Xiaolan, en provincia china de Guangdong.

Mientras un hombre cumplía el procedimiento de seguridad, su hijo se metió en la cinta transportadora. Momentos después el padre se dio cuenta, comenzó a buscarlo y lo encontró saliendo de la máquina.

Embed

El caso recuerda a otro similar que se produjo en febrero pasado, cuando una mujer se metió al escáner en la estación de tren de Dongguan, tras argumentar que no quería apartarse de sus valijas por miedo a que le robaran.

Fuente: Telefé Noticias.

Comentá y expresate