En todo el territorio de Entre Ríos está vigente el decreto del presidente Alberto Fernández que prohíbe las reuniones sociales y familiares en las provincias que estamos en la etapa de distanciamiento social preventivo y obligatorio”, afirmó el gobernador Gustavo Bordet y señaló que “vamos a garantizar su cumplimiento trabajando junto a las fuerzas de seguridad provinciales, federales y la colaboración de los agentes municipales de cada ciudad”.

Luego indicó: “El crecimiento de los casos de coronavirus es de gran preocupación. Por eso, para detener esta curva, necesitamos del compromiso de todos”. Resaltó además que el decreto presidencial establece sanciones penales para las personas que lo incumplan.

Al término del encuentro, el fiscal de Estado, Julio Rodríguez Signes, dijo que el decreto de necesidad y urgencia (DNU) del gobierno nacional que lleva el número 641 "es válido para todo el país, no requiere de ningún decreto provincial que lo ratifique y está vigente para todos los municipios y todo el territorio provincial".

"Ese decreto mantiene la situación de distanciamiento para Entre Ríos, es decir que no es que volvamos a la situación de aislamiento, pero se agregan prohibiciones", dijo y mencionó entre ellas "las reuniones sociales y familiares, sobre todo en lugares cerrados".

Luego el fiscal subrayó que, según lo establecido en el Artículo 205 del Código Penal, "aquel que viole las medidas dispuestas por la autoridad para impedir la propagación de una pandemia, es pasible de pena privativa de la libertad incluso". "De eso se estuvo hablando y de la necesidad de asegurar el cumplimiento de esa prohibición", acotó.

Controles

Por su parte, el jefe de la Policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein, comentó que para un mayor control se articulará con los municipios: "Vamos a trabajar en conjunto con el fin de ejercer un control sobre aquellas reuniones sociales o familiares que se lleven a cabo. También vamos a coordinar con el juzgado federal para comunicar cada situación que se detecte".

El funcionario explicó también: "Vamos a hacer mucho hincapié en pos de lo que se vivió el fin de semana en Paraná. Si bien hubo una flexibilización en esparcimiento, en caminata, se hicieron reuniones en lugares públicos que facilitan el contagio del virus. Por eso vamos a reforzar los controles para que no se concreten este tipo de encuentros".

Maslein señaló que durante el fin de semana en Paraná se vieron principalmente reuniones de adolescentes en espacios públicos y por eso motivo pidió a los padres que traten de concientizar a sus hijos que deben evitar esos encuentros: "Pueden hacer caminatas, disfrutar del esparcimiento, pero con los cuidados que establece la ley. No deben compartir mates o bebidas".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate