Choferes nucleados en la Unión Tranviarios de Automotor -UTA- iniciaron este martes una retención de servicios. Durante la mañana fue de 8 a 11 y de tarde será de 14 a 17.

No obstante, no todos los trabajadores adhieren y algunos continúan circulando. Por el momento, no hay precisiones respecto de qué líneas dejan de funcionar y cuáles no, debido a que quedó en potestad del trabajador la decisión.

La medida de fuerza responde a la falta de pago de un tramo salarial acordado en paritarias. La información fue confirmada a AHORA por representantes gremiales de los trabajadores.

Buses Paraná debía saldar este lunes una suma derivada del último acuerdo paritario, pero no lo hizo. Por tal motivo se definió retener servicios.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate