La Muncipalidad de Paraná reforzó los controles vehículares en zonas de la ciudad donde el tránsito es mayor en fines de semanas o feriados, como la Costanera o la Plaza de Mujeres Entrerrrianas.

El objetivo es restringir la circulación de automóviles y privilegiar al peatón, cumpliendo las disposiciones sanitarias locales.

Durante este fin de semana los autos pudieron llegar a dichos espacios de esparcimiento, pero no circular.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate