El intendente de Concordia, Alfredo Francolini, dispuso una serie de restricciones sanitarias a raíz del incremento notable de contagios y luego de haber sido categorizados como zona de transmisión sostenida del virus.

En diálogo con el Nueve, aseguró que las disposiciones buscan "controlar la circulación interna y tratar de bajar los casos, para ver si estas medidas se anteponen a llegar a una situación peor que nos obliguen a poner a Concordia en situación de ASPO".

Al respecto, explicó que "no se ha prohibido ninguna actividad, pero sí hemos puesto límites de horarios y reducciones horarias -para comercios y locales gastronómicos-, con el objetivo de bajar la circulación y los contagios".

Por otro lado, Francolini señaló que "es positivo" que se reduzca la cantidad diaria de contagios en Paraná y Gualeguaychú, sobre todo por la vinculación constante entre ciudades.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate