La Policía mexicana realizó un extraño hallazgo durante una inspección rutinaria en una empresa de envíos en Jalisco. Dentro de una caja azul, sedado y sin comida, encontraron un tigre de bengala de dos meses.

El animal fue hallado gracias a perros rastreadores. Estaba rodeado de papel periódico, listo para ser trasladado “de forma ilegal” como si fuera un paquete postal. El destino final, hubiera sido el estado de Querétaro, a una distancia de 350 kilómetros.

La Procuradoría Federal de Protección al Ambiente -Profepa- se hizo cargo de la custodia del tigre. Según detalla La Nación, expertos de la entidad determinaron que el animal sufría deshidratación. Además, estaba por debajo del peso habitual para un cachorro de su especie.

El tigre fue trasladado a las instalaciones de la Dirección de Rescate de Fauna de Tlajomulco de Zúñiga.

Aunque el paquete iba acompañado con documentos, la Policía investiga si la procedencia de los mismos es legal.

Comentá y expresate