Tras tareas investigativas desplegadas por la Brigada de Delitos Rurales de Nogoyá, secuestraron siete gallos que eran usados para riñas, una actividad que se encuentra prohibida.

El rescate de los animales se produjo en el marco de haber detectado hechos de "maltrato y crueldad animal", según indicaron desde la Brigada de Abigeato de Nogoyá a AHORA.

Los brigadistas, "se hicieron presentes en un domicilio de la ciudad, ya que se desarrollarían en dicho inmueble 'riñas de gallos'". "En forma voluntaria el propietario procedió a exhibir los siete gallos que posee -finos de peleas- con heridas que se corresponden con espuelas producto de las peleas", de los cuales "dos estarían en malas condiciones, en estado de grave compromiso de vida, uno sin su globo ocular, producto de la riña", lamentaron las fuentes policiales.

Ante la alarmante situación, "se procedió al secuestro de los mismos y a la correcta identificación del interesado" y "se comunicó el inicio de las actuaciones de oficio a la Unidad Fiscal local, por la le Ley 14.346 de Maltratos y Actos de Crueldad Animal", señalaron.

La causa se encuentra en manos del fiscal Rodrigo Molina, informaron a AHORA desde la Brigada Nogoyá.

Además, comunicaron que se dio intervención al médico veterinario, quien brindó atención primaria a los gallos.

rescate gallos nogoya ok.jpg

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate