Un nene de tres años que estuvo encerrado una hora y media en una camioneta fue rescatado por policías en el departamento mendocino de Guaymallén cuando el termómetro marcaba 37 grados, por lo que su padre quedó demorado.

"El nene estaba encerrado con las ventanas y puertas trabadas en la parte delantera de la camioneta, mientras su padre hacía compras en el mercado frutihortícola que está cerca", precisaron las fuentes policiales, que fueron alertadas sobre la situación por clientes de esa feria.

Para rescatar al menor, que estaba deshidratado y tenía una "crisis de llanto", los policías rompieron el vidrio de una de las puertas traseras del vehículo con autorización de la Fiscalía a cargo del caso.

Embed

En tanto, según reproduce Infobae, fuentes del Ministerio de Seguridad de Mendoza confirmaron que el nene está "en buen estado de salud".

El padre, un hombre de 42 años, fue insultado por los testigos cuando regresó a su camioneta y quedó demorado en la Comisaría 9.

Comentá y expresate