Octubre viene dando un respiro en lo referido a la altura del Río Paraná en la región. Pese a no estar en los valores “normales” (alrededor de los tres metros), el nivel mejoró considerablemente en la última semana.

Este domingo la altura en Santa Fe alcanzó el metro y se estacionó en ese guarismo. De esta manera, completó siete días de crecimiento con 71 centímetros. El 10 de octubre el registro fue de 29 cm en el puerto local.

Como contó con anterioridad El Litoral, la llegada de más agua a la región mejora las condiciones navegables de los ríos y lagunas que dependen del gigante Paraná. El caso más cercano en la capital santafesina es la Laguna Setúbal, que recuperó algo de su fisonomía.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate