Ante la noticia que la Dirección Nacional de Aduanas de Uruguay dio instrucciones para que no se permita el ingreso de más de 5 kilos de alimentos sólidos por persona en los tres pasos de fronteras sobre el Río Uruguay, a raíz de la depreciación del peso argentino ante el uruguayo y la disparada del dólar, en Colón el bloque Eva Duarte expresó su rechazo, exhortando al Presidente de la Nación Argentina y por su intermedio al Ministro de Relaciones Exteriores y Culto, a que efectúe el reclamo diplomático por las medidas tomadas por la República Oriental del Uruguay.

El reclamo sería formalizado este lunes mediante la presentación del siguiente Proyecto de Resolución:

Artículo 1°: Manifestar el rechazo a la decisión de la Dirección Nacional de Aduanas de la República Oriental del Uruguay sobre la restricción del ingreso de más de 5 kilos de alimentos sólidos por persona.

Artículo 2°: Exhortar al Sr. Presidente de la Nación Argentina y por su intermedio al Ministro de Relaciones Exteriores y Culto, que efectúe el reclamo diplomático por las medidas tomadas por la República Oriental del Uruguay rechazadas en el artículo anterior.

Artículo 3°: Remitir copia de la presente al Parlamento del Mercosur, a fin de que tome conocimiento y requerir, que en el marco de su competencia, emita una declaración y/o recomendación a los Estados tendientes a revertir esta política que conspira con la real integración de los pueblos.-

Artículo 4°: Hacer conocer la presente determinación a las autoridades de la Gobierno Provincial, Cámaras Legislativas Provinciales y Nacionales, Representante en el Parlamento del Mercosur por el Distrito Entre Ríos, Concejos Deliberantes de la Costa del Río Uruguay y Cancillería de ambos Países.-

Artículo 5°: Solicitar a los Concejos Deliberantes de la costa del río Uruguay que adhieran a la presente Resolución en tanto la medida afectará a los vecinos de ambas márgenes.

“Medidas inconsultas y contrarias al tratado del Mercosur”

Los fundamentos del proyecto fueron expresados en los siguientes términos:

Hace apenas un mes, en la Casa del Bicentenario de la ciudad de Colón, Provincia de Entre Ríos, se desarrolló el X Encuentro de Integración Colón – Paysandú el cual convocó a diversas autoridades nacionales, tanto de la Argentina como el Uruguay, donde asistieron el embajador argentino en Uruguay, Ing. Mario Barletta, el Director de Frontera, Ministro Boris Svetogorsky, el Ministro de la Embajada de Uruguay en Argentina, Diego Peluffo, el cónsul argentino en Paysandú, Nicolás Domingo y la cónsul uruguaya en Colón, Judith Torrente, entre otras autoridades. En dicho encuentro se diagramaron mesas de trabajo, en la que participaron funcionarios de los gobiernos municipales de Colón y Paysandú, junto a representantes de fuerzas de seguridad, ediles y representantes de instituciones.

Sin embargo, todos estos esfuerzos son en vano ante medidas inconsultas, reaccionarias y contrarias a los principios rectores establecidos en el tratado del Mercado Común del Sur (MERCOSUR), generan serios perjuicios económicos a nuestros comerciantes.

El provecho debe ser bilateral, no acaparado por ninguno de los protagonistas, razón por la que deviene lógico que el país consocio, en tributo de adhesión a la integración y velando por los intereses de sus propios conciudadanos, no varíe su posición de acuerdo a su exclusivo beneficio. Nuestro País, al respecto, viene manteniendo incólume su política aduanera comercial terrestre, sin depender de los vaivenes económicos en lo que se refiere al comercio minorista en zona de frontera terrestre como la nuestra.

Es por eso que los concejales del Bloque Eva Duarte de Perón exhortamos la revisión de dicha decisión por parte de las Autoridades Uruguayas, no sin antes aclarar, que lamentamos profundamente que nuestras autoridades nacionales, desde el Presidente de la Nación, pasando por los Delegados en la Comisión Administradora del Río Uruguay, y en general los Ministros de la Nación, no cesan en aplicar políticas económicas que hacen agonizar la actividad económica, la seguridad social y los derechos básicos de los argentinos. Por eso, también a ellos exhortamos que defiendan los intereses de las ciudades fronterizas con la R.O.U., que atraviesan una crisis profunda, y que veían como una alternativa de mejora en nuestra microeconomía el posible aumento de ventas minoristas fronterizo.

En ese entendimiento, además del reclamo diplomático, creemos recomendable aumentar la franquicia. La decisión Uruguaya es una medida que pudiera ser adoptada en ejercicio de su soberanía pero que en la práctica resiente aún más el desfallecido comercio entre sanduceros y colonenses, hasta quizá anularlo, sumado a la repudiable política económica nacional, con los consabidos efectos que hoy día se patentizan con el cierre de comercios, la pérdida de fuentes de empleo, a los que se agregan el descenso del nivel vida y subida del descontento social, antesala de la agravación de la marginalidad y la indigencia.

Fuente: El Entre Ríos

Comentá y expresate