Repudiaron la agresión verbal que sufrió la minstra de Salud, Sonia Velázquez, por parte del diputado provincial y secretario General de UPCN, José Allende. El insulto sucedió este miércoles durante el encuentro partidarios convocado por el gobernador Gustavo Bordet.

Los trabajadores del Ministerio de Salud emitieron un duro comunicado, en el que mostraron su repudio "la actitud misógina, antidemocrática y de abuso de poder". "Remarcamos que la gravedad de lo sucedido radica en que constituye una manifestación concluyente de agresión a la investidura institucional y, lo que es más grave aún, de violencia de género", sostienen.

Por su parte, el secretario General de ATE, Oscar Muntes, dialogó con AHORA y se sumó a las manifestaciones de repudio y aseveró: "Es una barbaridad lo que ha pasado". "Repudiamos el hecho y estamos trabajando en todos estos temas porque en eso somos vanguardia a nivel local, provincial y nacional sobre estas situaciones de violencia", agregó.

En tanto, desde el Consejo de Prevención de las Violencias -Coprev-, también se expresaron a través de un comunicado. "Entendemos que los hechos ocurridos a la funcionaria provincial se encuadran en lo que la Ley 26.485 (adhesión Provincial Ley 10.058) denomina violencia psicológica contra la mujer", precisaron.

EL DOCUMENTO DEL MINISTERIO DE SALUD

El equipo de trabajo del Ministerio de Salud de la Provincia de Entre Ríos manifiesta su total apoyo y acompañamiento inclaudicable a la Ministra de Salud Sonia Velázquez y repudia enfáticamente la agresión verbal perpetrada públicamente hacia ella por el Diputado provincial José Allende en oportunidad de participar de un acto institucional.

Remarcamos que la gravedad de lo sucedido radica en que constituye una manifestación concluyente de agresión a la investidura institucional y, lo que es más grave aún, de violencia de género.

En su carácter de legislador provincial y principal referente de uno de los principales gremios que representa al trabajador estatal con todo lo que ello implica, acrecienta toda posibilidad de una conducta munida de absoluta impunidad.

Repite en este acto la actitud misógina, antidemocrática y de abuso de poder que hoy la justicia se encuentra interpelando.

Nos sentimos comprometidos con la gestión que ha llevado adelante la Ministra con total compromiso, idoneidad y responsabilidad; las cuales han tenido como finalidad máxima retomar la postura rectora que el Ministerio de Salud nunca debió dejar de lado en pos de mejorar el acceso a la salud y a la atención de la población entrerriana.

No será jamás tolerable permitir que estos comportamientos, recurrentes en su concepción violenta, obstaculicen la garantía de derechos fundamentales de la población como la salud.

Poco podremos contribuir como comunidad, y tener pretensiones de enaltecer a la política como herramienta de realización de nuestra sociedad, si procederes nefastos de esta magnitud mantienen la complicidad de la indiferencia y del dejar pasar.

Ayer fueron solapadas advertencias investidas de sugerencias, luego devinieron en señales de alerta, hoy ya se transita por la agresión verbal, dejando entonces, libre paso al impulso destructivo de personajes sin frenos inhibitorios si es que los límites de la racionalidad y de la legalidad, no ponen las cosas en su justo lugar.

EL DOCUMENTO DEL COPREV

En relación a lo sucedido a la Ministra de Salud de la Provincia de Entre Ríos, Sonia Velázquez, quien, conforme detalla información de divulgación pública, fuera agredida verbalmente por el legislador provincial, José Allende, desde el Consejo de Prevención de las Violencias (COPREV), instancia gubernamental que nuclea representantes de diferentes organismos provinciales vinculados a la prevención de la violencia de género y a la asistencia de sus víctimas, queremos manifestar nuestro más enérgico repudio a tal hecho y expresar nuestra solidaridad y acompañamiento a la Ministra.

En COPREV se trabaja para erradicar la violencia de género hacia las mujeres, bregando por la desnaturalización y la visibilización de estos hechos de maltrato que tienen como único basamento la condición de ser mujer y la relación desigual de poder con respecto a los varones, propia de la sociedad patriarcal en la que vivimos. En este contexto entendemos que los hechos ocurridos a la funcionaria provincial se encuadran en lo que la Ley 26.485 (adhesión Provincial Ley 10.058) denomina violencia psicológica contra la mujer.

Hoy cuando nuestra sociedad hace propias las banderas del *NI UNA MENOS, cuando nuestro ordenamiento jurídico tiene incorporado los Tratados Internacionales de DD.HH. dentro de los que se encuentra la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer y que nuestra normativa nacional y provincial concordante ratifica en todos sus principios y disposiciones, como sociedad no podemos soportar y permitir ataque machista alguno, sea en el ámbito privado o público, y mucho menos, proveniente de personas cuya función pública y responsabilidad institucional no ameritan otra conducta que no sea respetuosa de los derechos humanos de las mujeres, las leyes y convenciones internacionales.

En consecuencia, reiteramos nuestro repudio a la conducta del legislador y nos solidarizamos con la Ministra Sonia Velázquez, demandando que cesen todos los atropellos en los que nos vemos atacadas las mujeres como género y la sociedad toda en su conjunto.

Comentá y expresate