Personal de Obras Sanitarias de la Subsecretaría de Saneamiento de la Municipalidad de Paraná concluyó la reparación de un conducto de agua potable que estaba roto en calle Andrés Pazos, entre San Juan y Corrientes.

El inconveniente se presentó en una tubería distribuidora de 750 milímetros, ubicada en el mismo sector donde unas semanas atrás se trabajó en la reparación de un conducto del servicio de cloacas.

El suministro de agua no se interrumpió en la zona del microcentro, pero sí hay baja presión hasta que se normalice el suministro.

Comentá y expresate