El Gobierno británico informó este lunes que se registraron 160 nuevas muertes por COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus. La cifra representa un descenso de diez decesos en comparación con la víspera y es el menor registro diario desde finales de marzo por segundo día consecutivo. En concreto, fue el 24 de marzo, cuando se reportaron 149 muertes.

En total, el Ministerio de Salud británico ha registrado un total 34.796 fallecidos por el covornavirus desde que comenzó la pandemia. La cifra tiene en cuenta los decesos registrados en hospitales, residencias y domicilios del Reino Unido.

Además, en las últimas 24 horas se han llevado a cabo 100.678 pruebas diagnósticas, con las que se han detectado 2.684 nuevas infecciones.

El ministro de Salud, Matt Hancock, indicó en el Parlamento que ya se ha contratado a 21.000 personas para trabajar en el programa para detectar y trazar cadenas de contagio, y que el plan se pondrá en marcha en las próximas semanas.

Ese grupo incluye a 7.500 profesionales de la salud que apoyarán a los miles de operadores telefónicos que contactarán con personas contagiadas, o bien que han estado en contacto con posibles infectados, para pedirles que se aíslen en sus domicilios y ofrecerles consejos sanitarios.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate