No será un discurso más, por lo menos esa es la pretensión. El Presidente trabajó en cada uno de los detalles de lo que dirá hoy, desde las 11.30, cuando abra el año legislativo. Alberto Fernández considera terminada la etapa de "diagnóstico" y aspira a que su primera alocución ante el Congreso tenga un carácter fundacional. Presentará varios proyectos de ley, pero dos serán los platos fuertes: las iniciativas para la legalización del aborto y la reforma judicial.

Un equipo de Canal Nueve Litoral realiza la cobertura en el Congreso Nacional para todo Entre Ríos y la ciudad de Santa Fe. Además, podés seguir toda la información del discurso fundacional de la gestión del nuevo presidente, minuto a minuto a través de la Plataforma AHORA y nuestras redes sociales.

Embed

El Presidente ajustó el mensaje ayer por la tarde en la quinta de Olivos. El viernes, en la Casa Rosada, Fernández había terminado un primer borrador junto a su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el asesor presidencial Alejandro Grimson. Pero las puntadas finales las dio en soledad. En su entorno saben que puede haber cambios de último momento: cuando asumió, el texto de su discurso se imprimió ese mismo día, a las 7 de la mañana.

En lo que será la ceremonia de apertura del 138° período de sesiones ordinarias, Fernández hará un diagnóstico de la herencia -palabra que evitará porque la considera atada al relato de Mauricio Macri- que recibió, un repaso de las medidas de los primeros 80 días de mandato y un anticipo las iniciativas que enviará al Parlamento. "Terminó la pretemporada, arranca el gobierno", ilustraron en la Casa Rosada.

Fernández expondrá a toda luz lo que, para el Gobierno, es el punto de partida de la gestión, con un énfasis sobre la compleja situación económica. "Vamos a contar lo que nos encontramos: las arcas del Estado vacías, la deuda impagable, la situación social, la falta de inversión pública. Inevitablemente van a haber críticas al gobierno anterior", dijo un estrecho colaborador presidencial según publica La Nación.

Sin embargo, la intención de la Casa Rosada es, al mismo tiempo, no insistir sobre la agenda negativa. "No se puede omitir que estamos en menos veinte porque la gente pide resultados ya y es necesario explicar el punto de partida. Pero al mismo tiempo no nos votaron para que pongamos excusas, porque la gente no llega a fin de mes", agregaron cerca del Presidente.

El mayor impacto ante la Asamblea Legislativa estará puesto en la presentación del proyecto de ley para despenalizar el aborto. Tras lo que fue el debate que dividió a todas las fuerzas políticas, el Presidente incluirá en la iniciativa la objeción de conciencia para médicos y clínicas, y establecerá la obligatoriedad de atender la interrupción del embarazo en hospitales públicos.

Alberto Fernández acompañará el proyecto del aborto con otro, que se denominará la ley de los 1000 días, en que garantizará asistencia estatal para las mujeres de bajos recursos, desde el inicio del embarazo hasta los dos años de vida del niño.

El otro punto alto de su disertación será la exposición de la reforma judicial. Se trata de un proyecto que apunta a diluir el poder de los jueces federales de Comodoro Py, a través de un reordenamiento de los tribunales, que contemplará fusiones de fueros y redistribución de competencias.

La letra chica de la reforma judicial -que se trabajó a puertas cerradas- despierta fuertes ansiedades en todo el arco político. Sin embargo, el proyecto, reconocieron en las últimas horas en la Casa Rosada, todavía no está terminado.

En el Gobierno anticiparon que "hay varios proyectos más" que serán mencionados durante el mensaje . "Va a ser un discurso típico de los de Alberto", agregaron.

Todo lo que diga Fernández deberá contener a los sectores que conviven en el Frente de Todos, especialmente al kirchnerismo. Como principal espectadora tendrá a Cristina Kirchner. Con ocho discursos ante la asamblea en su haber, la vicepresidenta deberá dar inicio a la sesión.

En la calle también se jugará un partido especial. Ahí compartirán la plaza La Cámpora, la CGT, la CTA, organizaciones sociales y el PJ. Fernández no moviliza a agrupaciones propias. Pero en el entorno del Presidente apostaban a convocar a personas no encuadradas. "Va a ir mucha gente por su cuenta. Todos los días hay gente esperando a que salga Alberto de la Casa Rosada", dijo un colaborador presidencial.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con anular la resolución del CGE que prohibía calificar con menos de 4 en escuelas?

57.39% Estoy de acuerdo
42.61% Estoy en contra
Total 2145 votos

Las Más Leídas