Rafael Nadal volvió a confirmar que no tiene rival en el polvo de ladrillo. Ni siquiera el austríaco Dominic Thiem, uno de los mejores del mundo en esta superficie, pudo hacerle sombra al español que volvió a ganarle la final de Roland Garros, tal como ocurrió el año pasado. El español se impuso por 6-3, 5-7, 6-1 y 6-1 y levantó la Copa de los Mosqueteros por duodécima vez.

Hace tiempo que Nadal se acostumbró a acumular récords y hazañas, sin embargo este domingo fue diferente. Con su nueva consagración en la tierra batida de París, superó a Margaret Court como el jugador que más veces logró un Grand Slam. Además, dobló en número de títulos al segundo hombre que más veces ganó Roland Garros en la 'era Open', el sueco Bjorn Borg, que se lo llevó en seis ocasiones.

Con este título, Nadal sumó su décimo octavo grande y está a dos de Roger Federer, que tiene el récord masculino con 20.

Comentá y expresate