Gobernadores de 19 provincias, entre ellos Gustavo Bordet, expresaron que no descartan "el amparo judicial" ante lo que consideran una violación del Pacto Fiscal y de la Ley de Presupuesto vigente por parte del gobierno nacional. Alertaron que la Nación "pone en duda la paz social" y destacaron la falta de compensaciones en los recursos.

Los mandatarios se encontraron en Buenos Aires, en la sede del Consejo Federal de Inversiones -CFI- esta mañana, y acordaron una expresión en conjunto respecto de la delicada situación financiera en la que quedarán por el recorte de la Casa Rosada: "Estamos en grave peligro de no poder afrontar nuestros gastos corriente". Asimismo aclararon: "No estamos en contra de ninguna medida de gobierno que tenga como objetivo paliar la grave situación económica que atraviesan la mayoría de los sectores de nuestra sociedad, empezando por los trabajadores que vienen perdiendo el poder adquisitivo de sus ingresos".

Los gobernadores resaltaron de igual modo que las medidas fueron tomadas sin consulta previa: "Sin tener en cuenta de donde saldrán los recursos para afrontar las mismas, nos hace compartir esos costos fiscales al no disponerse con ellas las compensaciones necesarias a las provincias argentinas, generando un despojo de nuestros recursos y colocándonos en una grave situación de desfinanciamiento".

Los mandatarios calificaron de "inconstitucional" el uso de los recursos que son de las provincias: "Tanto por el presupuesto en ejecución, como por el pacto fiscal, en el que casualmente acordamos esfuerzos y renunciamientos para garantizar una previsibilidad que hoy en forma arbitraria se está vulnerando".

Los dirigentes alertaron que el despojo de los recursos complicará la posibilidad de afrontar gastos corrientes, obligaciones salariales, prestaciones esencial y la "preservación de la Paz Social" en las provincias: "No podemos permitir que se apropien de los recursos provinciales por parte del Estado Nacional solo por el justificativo de intentar atemperar las consecuencias perjudiciales, precisamente de sus propias y malas políticas económicas y financieras, de las cuales los Estados Provinciales no tenemos ninguna responsabilidad"

"Es a todas luces tan arbitraria y perjudicial esta acción del Estado Nacional, que al privarnos de los ingresos que por la Ley en vigencia que nos corresponden, nos pone al borde de una grave crisis, que puede empujar incluso a la toma de medidas de carácter excepcional o de emergencia, algo que sumaría más perjuicios a nuestro país, en medio de este complejo momento que estamos viviendo", sostuvieron.

Estuvieron presentes en la reunión los gobernadores Gustavo Bordet, de Entre Ríos; Rosana Bertone -Tierra del Fuego-; Juan Manuel Urtubey -Salta-; Domingo Peppo -Chaco-; Carlos Verna -La Pampa-; Lucia Corpachi -Catamarca-; Alberto Weretilnek -Río Negro-; Sergio Casas -La Rioja-; Alberto Rodríguez Saa -San Luis-; Sergio Uñac -San Juan-; Miguel Lifschitz -Santa Fe-; Gerardo Zamora -Santiago del Estero-; Gustavo Valdés -Corrientes-; Mariano Arcioni -Chubut-; Hugo Passalacqua -Misiones-; Gildo Insfran -Formosa-; Juan Manzur -Tucumán- y Omar Gutierrez -Neuquén-; y el ministro de Finanzas de Córdoba, Osvaldo Giordano.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate