Tenía 84 años cuando le propusieron cumplir el sueño que tenía pendiente: conocer el estadio de Independiente de Avellaneda en Buenos Aires. "Quique", como le decían sus familiares, era sumamente fanático, había festejado todos los títulos del "Rojo" pero no conocía el césped que había sido escenario de tantas alegrías en su vida.

El paranaense siempre siguió los partidos por radio y también por televisión, anhelando poder ser parte, al menos una vez, del coro que vociferaba el nombre de sus ídolos desde las gradas. Pudo hacerlo el sábado 15 de septiembre, en la goleada 3 a 0 frente a Colón. No obstante, el destino quiso que este miércoles, a menos de un mes, falleciera.

Dos de los tres goles de ese día los hizo Emanuel Gigliotti, con quien se sacó una foto antes del encuentro. "Quique" estaba bien empapado del presente futbolístico del club de sus amores y en su cabeza tenía al día la lista de futbolistas que el entrenador Ariel Holan dispondría en la cancha. Con él también se sacó una foto.

Su entrada la consiguió Leandro Fernández. A él le contaron la historia de este loco apasionado de Paraná y tuvo el enorme gesto de obsequiarle dos lugares exclusivos, de los mejores ubicados en el Libertadores de América. Allí se sentó "Quique", que pudo disfrutar de un verdadero partidazo.

"En estos momentos pienso en que si hubiésemos esperado la siguiente fecha no habríamos llegado y que las cosas se dan en muchas ocasiones por la planificación o porque él aguantó aun sintiendo un dolor insoportable", escribió en Facebook un sobrino nieto que lo acompañó a cumplir su sueño pendiente y contó más detalles de lo que llamó "su última travesía".

No te pierdas el emocionante relato:

quique face.jpg
quique face 1.jpg

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate