El Gobierno nacional ya comenzó a preparar el terreno eleccionario para el 2019. La decisión es reforzar la campaña en aquellas provincias que dejaron un panorama auspicioso luego de las legislativas del año pasado. Para Entre Ríos, ya hay tres nombres que suenan como apuntados para competir la Gobernación.

Uno de ellos es Atilio Benedetti, oriundo de Gualeguaychú. Actualmente es diputado nacional por Cambiemos, aunque ya lo había sido en el período anterior por la Unión Cívica Radical -UCR-. Es un hombre ligado a la producción agropecuaria y un bastión de la Corriente Illia en el radicalismo provincial. Fue candidato a gobernador en 2011.

En 2015, Benedetti logró que parte de la UCR acordara con el PRO para presentar lista, de acuerdo al mandato surgido de la convención partidaria en Gualeguaychú. Allí, el radicalismo decidió acompañar la postura de Ernesto Sanz, quien proponía unirse al partido de Mauricio Macri. No obstante, no logró el apoyo total de sus correligionarios en la provincia.

Ensayó una alianza con un peronista, Adrián Fuertes, quien en ese momento estaba enrolado en el Frente Renovador junto a Jorge Busti. El acuerdo caducó poco después de cumplir 24 horas y a un día de los comicios. Así, su precandidatura no alcanzó a consumarse y, por primera vez en 124 años, la UCR se quedaba sin candidato a gobernador.

Por otro lado está el paranaense Luis Miguel Etchevehere. Hoy ministro de Agroindustria de la Nación pero de apellido terrateniente y muy conocido en nuestra provincia. Fue presidente de la Sociedad Rural Argentina y el encargado de acercar posiciones entre la entidad patronal y el Gobierno nacional, luego de que el conflicto por las retenciones los tuvieran enfrentados por más de una década.

En 2016, y después de 15 años, un presidente estuvo presente en la feria nacional de la Sociedad Rural. El acto fue todo un símbolo y selló las buenas relaciones de Macri con el campo. "Se terminó el 'ellos o nosotros'; ahora somos todos juntos, tirando del carro para hacer crecer este país", había dicho el mandatario.

Etchevehere sonó como posible candidato legislativo para el año pasado. Si bien el dirigente rural nunca confirmó la posibilidad de ser parte del Gobierno, tampoco la descartó. Pasaron las elecciones y el presidente lo nombró al frente del Ministerio de Agroindustria.

Por último está Gustavo Hein, intendente de Basavilbaso y presidente del PRO en Entre Ríos. El mandatario municipal logró quedar al frente de la conducción luego de que el partido estuviera tres años intervenido: primero por Rogelio Frigerio y luego por el diputado bonaerense Marcelo Sorgente.

Es un hombre de confianza de Frigerio y, por este motivo, uno de los intendentes que mayor cercanía tiene con los dirigentes nacionales. Quedó a cargo del partido macrista luego que derogaran un artículo de la Carta Orgánica, que le impedía conducir por su condición de intendente.

En 2016, fue noticia luego de que la Policía de Entre Ríos lo alertara de un supuesto plan para asesinarlo, el cual había sido descubierto a través de escuchas telefónicas. El año pasado, en tanto, fue acusado de contratar de manera irregular -sin licitación- a una empresa que se había creado justo antes de la adjudicación de una importante obra pública, financiada con fondos nacionales.

Comentá y expresate