El juez Federal de Paraná, Leandro Ríos, le tomó declaración indagatoria a cinco sospechosos este último lunes, en el marco de la causa que investiga presuntos nexos entre la Municipalidad de Paraná y una megabanda de narcotraficantes liderada por Daniel "Tavi" Celis. De ellos, hubo tres que quedaron presos: Giselda Bordeira, subsecretaria de Seguridad de la comuna; Pablo Hernández, concejal de Cambiemos; y Alan Viola, inspector municipal.

Sergio Varisco, en tanto, quedó en libertad. El intendente ratificó su inocencia y quedó supeditado al expediente, imputado pero no preventivamente detenido. Al igual que él lo hizo Ernesto Ramón González, un barrendero de la Unidad Municipal N° 2, el cual estaría involucrado, acorde a la Justicia, por las anotaciones halladas en el cuaderno de Luciana Lemos, pareja de Celis, cuando se incautó cocaína en su vivienda.

"González es inocente, no tiene nada que ver" indicó a AHORA, Patricio Cozzi, abogado del imputado y quien trabaja a su par, Patricia Valín, en la defensa de González. Y explicó: "En las anotaciones que encontró la Justicia en la casa de Lemos, nuestro defendido no figura. El juez, de manera realmente llamativa, sostuvo que sí, a partir de una deducción que hace del escrito".

El agente municipal está acusado de haber comprado droga por 150 mil pesos. "Mi cliente no tiene la solvencia para hacer esa compra. Cayó en la volteada y no tiene nada que ver"resaltó el letrado, en el mismo sentido.

Consultado por la libertad de González, Cozzi explicó: "Logramos revertir en la declaración indagatoria la posición de mi cliente. Pudimos demostrar que en realidad nunca adquirió droga ni forma parte de la megabanda investigada".

Al igual que Varisco, el barrendero deberá notificarse todos los viernes ante Ríos, como parte de sus obligaciones al ser imputado pero no detenido de manera preventiva, con lo cual goza de libertad ambulatoria.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate