La muerte del joven -de 29 años- generó gran conmoción en las redes sociales. Numerosos allegados expresaron su profundo dolor, al igual que instituciones deportivas locales y deportistas de diversos clubes de la Liga Paranaense de Fútbol.

"Maka", como le decían, era el capitán del plantel de Primera División de Club Atlético Peñarol de Paraná. "Compinche, buena persona, respetuoso, responsable y siempre predispuesto y preocupado por sus compañeros y amigos", lo definieron a través de la página de Facebook del club.

Los numerosos mensajes de tristeza que inundan las redes sociales destacan su calidad como jugador y, fundamentalmente, su calidez humana.

El velatorio del joven se lleva a cabo en el salón del Club Peñarol.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate