El suboficial de primera clase Saman Gunan, retirado de la fuerza de élite tailandesa Seal, murió en medio del operativo de rescate de los 12 nenes que están atrapados en la cueva Khun Nam Nang Non, en Tailandia.

El hombre de 37 años estaba retirado de las fuerzas y trabajaba en la empresa Airports of Thailand, como oficial de seguridad en Suvarnabhumi, aeropuerto internacional de Bangkok, capital de Tailandia .

Pero ante el rescate de los adolescentes atrapados, que tiene en vilo al mundo entero, Gunan pidió permiso en el trabajo para poder colaborar como voluntario junto a sus antiguos compañeros.

Gunan murió tras perder el conocimiento cuando se quedó sin aire en medio de una inmersión, cuando devolvía los tanques usados por los rescatistas dentro de la cueva.

Según informó el Bangkok Post, ocurrió cerca de la 1 de la madrugada (hora argentina). Su compañero de buceo fue a ayudarlo pero no pudieron salvarlo.

"Entregó su vida a la operación. Era un antiguo soldado, pero se ofreció como voluntario para esto", dijo el jefe del ejército, el general Chalermchai Sitthisad.

El vocero de la armada Chettha Chaipiem detalló que la fuerza va a pedir al rey de Tailandia, Maha Vajiralongkorn, una promoción póstuma para Gunan aunque estuviese retirado.

Por su parte, el presidente de Airports of Thailand, Nitinai Sirismatthakarn, dijo que la compañía le dará a la familia del soldado 1 millón de baht (unos 30.000 dólares) en reconocimiento a su heroico accionar.

Fuente: Telefé

Comentá y expresate