La enfermera Ofelia Kessel murió atropellada por un auto en el año 2010 y desde entonces, su familia reclamaba justicia.

Por el hecho, en los últimos días quedó firme la condena a tres años y ocho meses de prisión para el conductor del vehículo, Victorio Ríos, quien también fue sentenciado a ocho años de inhabilitación para manejar.

"Fueron once años y medio de peregrinar, de luchar para lograr que el asesino de mi madre fuera a la cárcel", dijo el hijo de Ofelia, Carlos Rodríguez, en diálogo con Canal 9 Litoral.

"Hace 10 días nos llegó al confirmación de nuestro abogado acerca de que la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia había declarado la inadmisibilidad del recurso extraordinario presentado por la defensa. Era la última instancia que quedaba en la provincia", señaló.

Si bien el fallo se puede apelar con otro recurso a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, mientras tanto, Ríos deberá cumplir la condena, indicó el hijo de la víctima.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate