Los incidentes producidos tanto en el interior como el exterior de la Casa Rosada y en distintos puntos de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires en los homenajes y el velatorio de Diego Armando Maradona, son para algunos una muestra más de la grieta política que divide a la Argentina.

En las redes sociales no solo los usuarios apuntaron a politizar una jornada que debería haber sido de duelo y unión, sino también algunos funcionarios del gobierno nacional. Como es ya costumbre, de un lado culpaban a la Policía de la Ciudad por los disturbios y la violencia mientras que del otro se señalaba la mala organización y falta de previsión del gobierno nacional.

El periodista argentino Hugo Alconada Mon lo describió en una columna para el diario norteamericano The New York Times (NYT) de la siguiente forma: "Se perdió nuestra oportunidad: romper el sectarismo que caracteriza desde hace tanto a la Argentina y pasar la página a nuestra tendencia a la improvisación".

"Sin duda el país vive un duelo colectivo. Somos muchos los que sentimos una orfandad inesperada: Maradona fue y es para millones de personas en el país y el mundo un héroe irremplazable, con sus glorias y sus fallas. Un evento para honrarlo era necesario. Pero la realidad conspira contra nuestros deseos y la paradoja resultó evidente: se organizó un velorio masivo cuando hay una pandemia global que tiene a la Argentina multiplicando casos y muertes", escribió el periodista. Se organizó un velorio masivo cuando hay una pandemia

Para Alconada Mon el resultado de la jornada del jueves fue una combinación de un evento masivo organizado al mejor estilo "lo atamos con alambre" junto con las divisiones políticas que quedaron expuestas una vez más.

"Optamos por mostrarle al mundo, de nuevo, nuestros peores rostros: la polarización y la falta de planeación", continúa la columna. Y asegura que si bien Maradona fue uno de los pocos personajes que logró quedar por encima de esa grieta, del Boca vs. River interminable de la política argentina, "los desmanes en su velorio revelan que no podemos despojarnos de nuestros tribalismos ni de nuestra afición al conflicto."

Luego Alconada Mon se pregunta, ¿era necesario organizar el velorio en la Casa Rosada? "Parece más bien que se quería usufructuar con fines políticos la muerte de Maradona. Alimentamos las condiciones para que un duelo nacional se convirtiera en un espectáculo triste y revelador. Ni Diego como figura de reconciliación (y eso que hay fotos de aficionados al Boca y al River Plate, rivales acérrimos dentro y fuera de la cancha, abrazados en el duelo) nos permite superar nuestras peores tentaciones", responde el propio periodista.

Tras señalar la contradicción de organizar un funeral masivo en medio de las órdenes de distanciamiento social, el cronista remarca que "organizar el sepelio en la Casa Rosada, de jurisdicción federal, en medio de la ciudad de Buenos Aires —jurisdicción metropolitana— conllevaba, ya de por sí, la necesidad de coordinar los operativos de seguridad. Debió ser así y se intentó que fuera así. Pero los gases lacrimógenos todavía podían olerse cuando las acusaciones sobre quiénes habían actuado mal comenzaron a llover entre los funcionarios nacionales y porteños, cuyos gobiernos pertenecen a la izquierda y la derecha".

Por último, el periodista y abogado sentencia: "Ahora, mientras el mejor futbolista de todos los tiempos descansa —¿al fin?— en paz, lo que vivimos durante las últimas 48 horas nos ofrece otra oportunidad para aprender de nuestros errores, valorizar nuestros mejores rasgos, dejar el "alambre" a un lado y fortalecer nuestras instituciones. Podemos, por ejemplo, terminar este 2020 en paz, más unidos. Faltan unas semanas para terminar un año desafiante. Ese podría ser el último gran gol que nos deje Maradona."

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con el regreso a clases presenciales el 1 de marzo en Entre Ríos?

Estoy de acuerdo
Estoy en contra
Tengo dudas
ver resultados

Las Más Leídas